×
Cartas

Cartas al Director

  • T+
  • T-

Educación superior

Señora Directora:

Hoy como sociedad estamos a la espera de la promulgación de la Reforma a la Educación Superior. En este contexto, las universidades privadas tradicionales han señalado en general que esta iniciativa privilegia a las universidades estatales: ellas son las grandes beneficiadas en materia de financiamiento, y aquí creo que no hay muchos que contradigan esta realidad.

La calidad y lo que ahora llaman “complejidad” de las instituciones es lo que debiese haber primado al momento de definir cómo se otorgarán los Aportes Fiscales Directos (AFD), que ahora son exclusivamente para las universidades tradicionales, sin mayores requerimientos. El Aporte Fiscal al Alumno, por otro lado, debiera carecer de sesgo ideológico y apoyarse en criterios de excelencia que al menos sean consecuentes con los rankings internacionales de los planteles, para entregar más objetividad al sistema de financiamiento, tanto para las universidades tradicionales como para las privadas jóvenes.

Pierre Paul Romagnoli
Decano Facultad Ciencias Exactas Universidad Andrés Bello

Indemnizaciones

Señora Directora:

¿Hasta cuándo lucramos con lo ajeno? En sus últimos proyectos de ley, Bachelet quiso transferir $ 91.498 millones de pesos a 32.197 víctimas de represión durante el Régimen Militar.

¿La verdad y justicia pasa por bonos millonarios? ¿Cuándo entonces indemnizaríamos a las víctimas y familiares de niños vulnerados del Sename?

Francisco Damiano 
Innovación social

Señora Directora:

Chile se destaca en el desarrollo de propuestas asociadas a la innovación social. Con el impulso de algunas políticas de Estado se aprecia que ciertas ideas hacen su aporte a las mejoras en la calidad de vida de las personas y no sólo en Chile, sino que también en América Latina (algramo.com).

¿Qué hacer para impulsar políticas de alto impacto que mejoren el bienestar social de los sectores de mayor necesidad?

Es clave priorizar el apoyo económico a propuestas que permitan conectar a estos sectores con el desarrollo tecnológico del país. Se vuelve imperioso que los objetivos de innovación social estén alineados con los estudios que realizan los centros de investigación universitaria. Así, se orientan los esfuerzos hacia los sectores más necesitados de Chile y se activan verdaderos cambios que impulsen el bienestar social. Es importante todo el proceso de redes que empuja el Estado, así como también el desarrollo de industrias estratégicas que aceleran el crecimiento del país. La innovación social debe jugar un rol más relevante, de inclusión.

FERNANDO BENAVIDES
GERENTE GENERAL ENNOVATE

Lo más leído

DF Videos