×
Cartas

Colaboradores primero

  • T+
  • T-

Señora Directora:

Durante las últimas semanas hemos sido testigos de cómo el Gobierno y el Congreso se han enfrentado por el proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales debido al impacto que podría tener en las industrias y en la economía del país. Sin embargo, poco hemos visto de la opinión desde la vereda de las empresas, quienes son las que finalmente crean e impulsan estos beneficios. Antes de que el Gobierno se propusiera discutir sobre este tema, muchas compañías del sector privado fueron lo suficientemente astutas y rebajaron la jornada a 40 horas semanales como beneficio para sus colaboradores, no por obligación.

Como compañía que tiene implementada esta medida hace 4 años, creemos que lo importante hoy no es la cantidad de horas que cumpla un trabajador sentado en su oficina, sino la calidad de su trabajo y su compromiso con lo que hace día a día. Por otro lado, trabajar menos horas se traduce no solo en tener más tiempo libre, sino que, en una validación de sus capacidades independientes, en un voto de confianza desde la compañía y en la libertad de "producir" de acuerdo a sus tiempos. A eso debemos apuntar como parte de una empresa, industria y país.

Sandra Díaz
Directora de Valor Humano de WOM

Lo más leído