×
Cartas

Conflicto social y fuerza de trabajo

  • T+
  • T-

Señora Directora:

En agosto-octubre 2019 la tasa de desempleo fue 7%. El estallido social comenzó el 18 de octubre, por lo que la cifra recoge una pequeña porción de su impacto en el mercado laboral.

Se ha especulado que la tasa de desempleo podría escalar al 10% hacia fines de este año. Esto sólo es posible en un escenario de caídas muy fuertes de la actividad, ya que el empleo total debería caer más del 2% anual (asumiendo que la fuerza laboral crece al ritmo acumulado en los 3 primeros trimestres de 2019). Durante la recesión de 2009 no se observó en ningún trimestre móvil una caída de la ocupación total de dicha magnitud.

Hay al menos dos factores que pueden contrarrestar un alza abrupta del desempleo. Primero, si bien la creación de empleo asalariado privado se verá mermada por la crisis social, existen otros trabajos que pueden ayudar a contener el alza de la desocupación -cuenta propia o asalariado público-, como ya ocurrió con el frenazo económico que comenzó en 2014.

Segundo, el crecimiento de la fuerza de trabajo también se puede desacelerar, ya que algunos pueden desistirse de buscar empleo o estar disponibles para trabajar de inmediato, con lo que no se contabilizan como desocupados.

Por cierto, existe alta incertidumbre respecto a la resolución del conflicto, por lo que si bien hacia fines de 2019 la tasa de desempleo no escalará en forma significativa, no son descartables alzas mayores en 2020.

Juan Bravo M.
Investigador Clapes UC

Lo más leído