×
Cartas

Crisis hídrica: colaboración e infraestructura

  • T+
  • T-

Señora Directora:

En esta emergencia de sequía, los esfuerzos de los actores del sistema hídrico deben estar orientados hacia el bien común. La Junta de Vigilancia del Río Maipo (primera sección) ya comenzó con la redistribución de las aguas que administra, priorizando el consumo de agua potable de la ciudad de Santiago, lo cual ha sido posible principalmente gracias al esfuerzo del sector agrícola. Con ello se ha podido asegurar el consumo humano de esta temporada primavera- verano.

No obstante, resulta fundamental hacer un llamado a la ciudadanía para reducir el consumo domiciliario, puesto que mientras menos agua utilice la ciudad este verano, más se podrá embalsar en El Yeso para asegurar el acceso a este recurso el invierno 2020. El consumo doméstico no es marginal: bajarlo en un 10% puede ser muy significativo.

Aun así, la Región Metropolitana necesita con urgencia de infraestructura para enfrentar este nuevo escenario. La última obra hecha en el Maipo fue el Embalse El Yeso, puesto en marcha hace más desde 50 años. Desde entonces, el consumo de agua en la ciudad se duplicó y, pese a ello, no se han realizado nuevas obras de infraestructura que permitan un mejor manejo del recurso. Por nuestra parte, ya estamos evaluando la factibilidad de un segundo embalse en la cordillera que permita aumentar la capacidad de ahorro y almacenaje de aguas. Sin embargo, medidas de este tipo requieren de un gran acuerdo nacional, que haga posible llevar a cabo obras estratégicas como ésta.

Natalia Dasencich
Encargada de asuntos legales, Junta de Vigilancia del Rio Maipo

Lo más leído