Suscríbete


Suscríbete

50%dcto

Cartas

Cuarto retiro: ni el más minimo pudor

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

La moraleja del alacrán y el elefante se aplica a lo que está pasando con el cuarto retiro de fondos: va contra la naturaleza de los políticos oponerse a él, aun sabiendo que es una pésima política pública. Es que el objetivo no son las buenas políticas públicas, aquellas que dan prosperidad en el mediano y largo plazo, sino elegirse o reelegirse (en el caso de la moraleja, el objetivo de mediano plazo es que el elefante y el alacrán lleguen vivos a la otra orilla).

Porque aun cuando se han dado todos los argumentos, que comparten la gran mayoría de los técnicos y especialistas de todas las sensibilidades –que se están hipotecando las pensiones futuras; que es una medida regresiva; que no se necesita porque para ayudar a las familias se están entregando los IFE; que la economía y el empleo se están recuperando; que hay un riesgo de sobrecalentamiento con efectos persistentes en la inflación, que sabemos afecta más a los más pobres; que hay un boom insostenible de consumo, etc.–, de todas formas se insiste en aprobarlo.

Y no se termina ahí: se quiere permitir un segundo retiro desde las rentas vitalicias, que beneficia a pensionados cuyos ingresos no cambiaron por la pandemia y que, además, resulta expropiatorio para las compañías de seguros y cambia las reglas del juego, aumentando el riesgo político del país y exacerbando la inestabilidad institucional.

Nada de esto es suficiente para que los políticos rechacen transversalmente y con fuerza el cuarto retiro. No hay el más mínimo pudor.

Leonardo Hernández

Profesor Escuela de Administración UC, Clapes UC

Lo más leído