×
Cartas

Defendamos la democracia

  • T+
  • T-

Señora Directora:

Prioridad número uno: el orden público. Sin normalidad no es posible actividad o reflexión alguna. Con profunda preocupación advierto, sin embargo, que lo que parece evidente, al ser condición necesaria para el ejercicio de las libertades, no lo fue el viernes y el sábado. Ciertos parlamentarios prefirieron fustigar al gobierno con pequeñez y mezquindad. Se habló de "desobediencia civil" y de "jornada de manifestaciones".
Abundancia de eufemismos absurdos ante una realidad de terror desbordada. Se condenaba la violencia, pero se "empatizaba con el contexto". ¡Para algunos oportunistas el "contexto" de todos los desafíos sociales pendientes partía en 2018! Cinismo alarmante de quienes están investidos de cargos públicos. ¡Inexplicable!
Enhorabuena, el domingo la esperanza asomó. La imagen de los tres poderes del Estado en La Moneda nos habló del país que realmente somos, y no de ése que grupos violentos, apoyados por políticos que no entienden su rol en democracia, buscan crear.
Otra imagen potente es la de una vecina que -consternada por el estado de destrucción del Metro en su comuna-, limpiaba y reconstruía con sus manos. Ese es el Chile real, que valora lo avanzado. No es un país ciego a los desafíos y exigirá que se aborden, pero qué dice fuerte que la violencia NO es el camino..

Natalia González
Libertad y Desarrollo

Lo más leído