Cartas

Después del plebiscito, que cada quien haga su parte

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Los chilenos esperan con ilusión que el resultado de este plebiscito cambie este país.

Con el cambio constitucional queremos un nuevo Chile, un país más próspero y solidario; más justo y equitativo; con oportunidades para todos. Pero la verdad es que el día después de las elecciones el país sigue siendo el mismo. No notaremos un cambio inmediato, salvo la alegría momentánea de unos y la tristeza de otros. La diferencia es que estamos en un proceso constituyente con prioridades claras: pensiones, salud, educación, fin a los abusos, justicia, etc.

Pero bien vale la pena reflexionar que hacer un mejor país dependerá de nosotros mismos, como siempre ha sido, de todos los chilenos, que incluye a trabajadores, estudiantes, políticos, empresarios, profesionales, familias, inmigrantes y muchos más. La gracia es que el resultado final de este proceso transformador depende de la misma antigua receta: trabajo y compromiso. No será por arte de magia.

Lo que hemos logrado como país, ha sido gracias a mucho esfuerzo, somos miles los que hemos salido de la pobreza, los que hemos recorrido el camino del sacrificio para obtener competencias y los que hemos trabajado arduamente en construir un nuevo Chile, pero quedan muchos a quienes sacar adelante, nadie sobra. Hoy eso es lo real, lo verdadero y lo complejo. Fácil es tener un sueño o una buena idea en la mente, difícil es hacerla realidad.

Si queremos un mejor país después del plebiscito, que cada quien haga su parte.

Ricardo Lorca

Emprendedor

Lo más leído

DF Multimedia