Cartas

¿Dicom 3.0?

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

En columna en este diario, Felipe Harboe escribe de su estupor por el nuevo servicio de Equifax/Dicom que ya no se limita a informar, sino a prevenir morosidades de ciertas personas y su recurso a los procesos de liquidación.

Comprensiblemente y hace tiempo, el señor Harboe se ha levantado contra los sistemas de información de morosidad por el impacto que tienen en el reemprendimiento. Dicom es uno de ellos, pero las empresas financieras, bancos, retail, etc. también manejan información sobre los deudores que se han acogido al sistema concursal, aún cuando no figuren con morosidades. La información es esencial en el mercado del crédito, de lo contrario, todos quienes accedan a él serían castigados por la incertidumbre, pues habría que aplicar una tasa de riesgo “promedio” (market for lemons theory), perjudicando a los buenos deudores a costa de los malos.

Sin embargo, debiera exigirse a estas empresas que sólo puedan informar morosidades ciertas y no hacer juicios especulativos sobre una persona. Quienes ejercemos en el área concursal tenemos abundante experiencia del mal uso y abuso que proveedores hacen de este expediente de publicar facturas supuestamente morosas.

Una ley como la 20.720 puede prevenir mecanismos de extinción de obligaciones claramente impagables para el deudor, pero no puede servir para ocultar información clave para el mercado del crédito, porque si bien esa información afecta el reemprendimiento de quienes tropezaron una vez, su ausencia afecta a todos los eventuales deudores y al mercado crediticio en general.

Juan Esteban Puga Vial

Profesor de Derecho Comercial, U. Chile

Lo más leído

DF Multimedia