×
Cartas

El mea culpa de Piñera

  • T+
  • T-

Señora Directora:

Las legítimas dudas sobre las propuestas anunciadas por el Presidente Piñera no debieran impedir valorar su discurso, donde se hizo evidente que La Moneda dejó al fin la tesis de la guerra para interpretar la crisis que vive el país. No se trataba de negar los graves actos de violencia, sino de reconocer que la crisis está lejos de reducirse a ellos.

En este sentido, que Piñera pidiera perdón es significativo, pues explicita la responsabilidad de la clase política ante el fracaso de los mecanismos para procesar e identificar el malestar ciudadano. El gesto no resolverá la crisis, pero es un punto de partida. Como dice Hannah Arendt, el perdón cumple un papel central en la vida política al garantizar que no quedemos atados como víctimas de una tragedia a las consecuencias de nuestros actos.

La esperanza es que esto descomprima en algo la tensión aún vigente, permitiendo el retiro de militares y policías y el regreso de la política a la mediación de nuestros legítimos conflictos.

Josefina Araos Bralic
Investigadora IES

Lo más leído