Cartas

Lecciones de una pandemia

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Durante esta emergencia sanitaria, hemos visto cómo los distintos países han cerrado sus fronteras como una forma de detener los contagios. Asimismo, importantes países proveedores a nivel global de productos para la salud -insumos médicos, medicamentos y sus materias prima- han restringido sus exportaciones, privilegiando el abastecimiento interno y la protección de sus ciudadanos.

Ahora, ¿qué sucede cuando ese cierre de fronteras y la interrupción de las cadenas globales de producción afectan a industrias tan sensibles como la de los medicamentos, esenciales para la salud de las poblaciones?

Chile es un país pequeño y alejado de los grandes centros de negocios y operaciones. Nuestra geografía y tamaño de la economía no nos permiten dar pasos en falso ni depender de la buena voluntad de terceros países. De aquí se desprende la importancia estratégica para nuestro país de contar con una base de producción local competitiva de medicamentos y elementos básicos para la salud, que permita reducir una completa dependencia externa y vulnerabilidad sanitaria.

Ello aparece clave ante escenarios de alta incertidumbre asociados a las emergencias sanitarias como la actual que, lamentablemente, serán cada vez más parte del paisaje mundial. Así lo han entendido países como Corea del Sur, Israel, Singapur o Dinamarca, por mencionar algunos, que han sabido a través de políticas públicas inteligentes, dotarse de tales industrias estratégicas, que además de generar un excedente exportable, han permitido respaldar sus sistemas de salud altamente eficaces ante la actual pandemia, proveyéndoles oportunamente los test de diagnóstico, tecnologías, elementos de protección y medicamentos tan necesarios.

Jean-Jacques Duhart

Vicepresidente ejecutivo Prolmed

Lo más leído

DF Multimedia