×
Cartas

Nombramiento de notarios: se mantiene la discrecionalidad

  • T+
  • T-

Señora Directora:

La reforma al sistema notarial y registral tiene como idea matriz reducir “la discrecionalidad en los nombramientos”. Con todo, se siguen dejando márgenes que escapan a la objetividad que se ve en países donde el cargo corresponde al mejor puntaje en un examen de conocimientos.

En el proyecto, una vez rendido el examen ante la Corporación Administrativa del Poder Judicial, la Corte de Apelaciones respectiva forma una terna con los diez mejores puntajes, entre los cuales una comisión presidida por el ministro de Justicia de turno elige a quien servirá el cargo.

Puede darse el caso, entonces, de que el postulante con la mejor calificación no quede en la terna y, menos, sea elegido. Esto se agrava con la supresión de la germinal carrera funcionaria existente, la que debería haberse mejorado para favorecer el buen servicio de oficios con mayor complejidad.

Ya en 1836 Bello postulaba la necesidad de que los escribanos fuesen nombrados sólo “después de haber pasado por una prueba seria de su calidad y conducta”. Hoy seguimos discutiendo este punto, sin que el proyecto elimine la discrecionalidad que tanto se critica.

Jaime Alcalde Silva
Profesor de Derecho Privado UC

Lo más leído