×
Cartas

Nueva Ley de Distribución Eléctrica, ¿el poder en las personas?

  • T+
  • T-

Señora Directora:

En relación a la nueva Ley de Distribución Eléctrica, que busca flexibilizar el mercado de distribución y empoderar al cliente final, es necesario integrar a este proyecto elementos que impulsen la modernización de la red y brinden mayor independencia al usuario.

En primer lugar, se debe legislar pensando en las redes del futuro. La nueva ley debe acoger el concepto de bidireccionalidad en reemplazo de la unidireccionalidad del flujo de las redes que impera hoy.

La bidireccionalidad es necesaria para la integración de nuevas tecnologías y el desarrollo de nuevos modelos de negocio en beneficio de los clientes finales, pues permite a los usuarios vender o comprar energía según sus necesidades. Esto permitiría una mayor interacción del usuario con la red, dejando de ser un simple receptor de energía dependiente de una sola distribuidora y transformándose a la vez en generador de este recurso, a través del modelo de Generación Ciudadana, que tiene la ventaja de ser producida cerca de las fuentes de consumo.

Para que la bidireccionalidad sea efectiva, es clave que exista información certera y transparente sobre el estado actual de las redes de distribución. Contar con el nivel real de las inversiones es el primer paso para aumentar el nivel de confiabilidad de la red, bastante inferior al promedio de la OCDE, y así mejorar la seguridad y calidad del suministro.

Horacio Melo
Fundador y Gerente General de Solarity

Lo más leído