Cartas

Para que los niños coman sano, ¡hay que educarlos!

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Las empresas concesionarias y el Estado hemos tenido que hacer esfuerzos inéditos para seguir entregando la alimentación a los niños de todo Chile en un año de pandemia.

Dado que lo que proveemos es, por lo menos para el 70% de ellos, el único alimento que reciben en el día, hubo que resolver en tiempo récord cómo llegaríamos, cada 15 días hábiles, con canastas de alimentos para más de 15 mil establecimientos educacionales, jardines infantiles y salas cunas, donde fueron retiradas por las familias y cocinadas en sus casas.

Las empresas nos preocupamos por modernizar nuestras plantas y sistemas de logística para llegar a todas las ciudades del país. Hoy, el desafío del Programa debiese ir en la línea de contribuir en la educación de las familias chilenas, con un programa que potencie el aprendizaje de la alimentación sana.

Considerar ensaladas y frutas en las raciones y, a contar de ahora, alimentos autóctonos como maqui y otros es una gran iniciativa, pero estimamos que no es suficiente.

Esto debiese ir de la mano de una estrategia educacional en alimentación que comience desde la base y que puede cambiar el nivel cultural de los chilenos en esta materia. Si no es así, las familias seguirán privilegiando los alimentos calóricos y la tasa de obesidad del país continuará en ascenso.

Veamos el Programa como una oportunidad de enseñar al país a comer sano y aprovechemos además este momento en que las familias están junto a sus hijos en sus casas para hacerlo.

Patricio Rey

Soser

Lo más leído

DF Multimedia