×
Cartas

Por miedo, vivir en la mentira

  • T+
  • T-

Señora Directora:

El exPresidente de la República Checa Václav Havel explicaba que bajo el régimen comunista, al existir un control tan estricto, la oposición no se encontraba dentro de la sede política (ya que toda oposición estaba proscrita), sino en la acción personal.

Era muy usual que en los pocos y alicaídos comercios de esos países hubiera carteles con frases como "proletarios del mundo uníos", o imágenes de Marx, de Lenin y los líderes comunistas locales. No había nada que obligara a los comerciantes a tener ese tipo de imágenes, entonces, ¿por qué lo hacían? Según Havel, para evitarse problemas. El temor los impulsaba a aparentar en todo momento su apoyo irrestricto al comunismo.

Hace unos días conversé con el dueño de un local de comida en Santiago donde había carteles que decían "somos una pyme, apoyamos la causa". Como lo conozco, le pregunté por qué los había puesto. Su respuesta fue lapidaria: "Por miedo a que me saqueen".

Situaciones como ésta se deben repetir mucho en los comercios, pero es particularmente grave cuando también se producen en la política, cuando la política empieza a hacer las cosas de determinada manera por miedo a las consecuencias. Es decir, por cobardía.

Sin políticos y personas de la sociedad civil que se atrevan a promover sus ideas y a aceptar las eventuales consecuencias, nuestro sistema democrático será rehén de quienes buscan imponer su postura a cualquier costo.

José Francisco Lagos
Director Ejecutivo Instituto Res Publica

Lo más leído