Cartas

Reducir el impuesto a los combustibles: pan para hoy...

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Parlamentarios de diversas bancadas, la Asociación Chilena de Municipalidades y gremios de transportistas han solicitado al Gobierno poner urgencia al proyecto que busca eliminar el impuesto específico al combustible.

En el papel, la medida busca aliviar en el corto plazo el presupuesto de los hogares más afectados económicamente; sin embargo, la evidencia muestra que reducir este impuesto es sumamente regresivo: gran parte de la carga tributaria del mismo se concentra en las seis comunas más ricas del Gran Santiago, las que tienen una mayor tasa de motorización y uso del automóvil.

Por otro lado, no existen mecanismos que aseguren que una rebaja en el impuesto específico se traduzca en menores precios para la población producto de menores costos de transporte, por lo que el eventual beneficio no está garantizado.

Además, una rebaja del impuesto específico a los combustibles, aunque sea temporal, es una pésima señal en medio de la crisis climática que vivimos, provocada precisamente por el uso de combustibles fósiles. El proyecto en cuestión reduce el costo de usar el automóvil, sin considerar las externalidades que genera, aspecto que nuestros parlamentarios parecen no ver.

Las decisiones que se tomen hoy marcarán el rumbo del planeta. Muchas medidas que hoy son permanentes provienen de iniciativas de corto plazo, como esta, y han terminado manteniéndose. Pan para hoy, pero hambre para mañana. Aprovechemos la oportunidad para guiar el rumbo hacia sistemas de transporte más sustentables que mejoren la vida de todos.

Carolina Calderón y Carlos Melo

Académicos Facultad de Ingeniería y Tecnología, Universidad San Sebastián

Lo más leído

DF Multimedia