Cartas

Santiago no es Chile

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Luego de seis meses de iniciada la pandemia y donde, por obligación, muchos han debido aprender a funcionar de forma 100% digital, varios capitalinos y personas que viven en grandes urbes, se han dado cuenta que será posible vivir en regiones más alejadas, disfrutando de la vida de campo como el aire puro, espacio físico y la naturaleza.

Estos meses han servido a la gente para detenerse y analizar que el home office se puede llevar a cabo en lugares tan remotos como Coyhaique, ciudad donde decidí emprender hace 9 años. Hoy estoy siendo testigo de que la oferta y demanda de proyectos rurales está creciendo significativamente. La segunda vivienda se ha transformado para muchos en la primera y el interés para adquirir una de estas, ha crecido en los últimos 5 años en un 70% y seguirá creciendo aún más. Lo anterior se suma a que la región de Aysén por ejemplo, se encuentra entre la que tiene menos casos de covid-19 y hoy está en fase 4, de vuelta a una nueva normalidad. Ante este escenario, que no solo se está dando en la región de Aysén, sino que también en otras ciudades, resulta relevante que los Instrumentos de planificación territorial vayan de la mano con los nuevos requerimientos y formas de vivir.

Mario Anfruns Bustos

Arquitecto

Lo más leído

DF Multimedia