×
Cartas

SIN TITULO 59421316

  • T+
  • T-

Crisis social y valores

Señora Directora:

Vengo de un país que lleva más de 20 años en crisis en nombre de la igualdad y hoy somos un lugar más igualitario. En Venezuela, la mayoría son igualmente pobres: nadie tiene acceso a servicios básicos como el agua, la luz y la comida; de igual manera se mueren los seres humanos por falta de atención médica; todos sufren por igual la inseguridad; y la corrupción y la falta de derechos se aplican en forma igualitaria.

Las desigualdades son motivos reales y nobles de diferencias que muchas veces terminan en graves crisis. Lo que muestra que Chile es una sociedad desigual. Debemos concentrarnos en la solución y no seguir en un proceso de parálisis por análisis, que lo único que hace es alimentar la crisis y generar un círculo vicioso de destrucción con resultados negativos inimaginables.

Nadie pone en duda que es necesario trabajar para disminuir esta realidad cada día. Pero si cada uno, sin importar el rol o condición, logra superar el sentimiento de injusticia y rabia que nos genera el problema de la desigualdad y nos comenzamos a focalizar en que todos podemos ser parte de la solución —además de resaltar que los valores se deben imponer a las emociones negativas—, comenzaremos a ver rápidamente las soluciones, las cuales sin dudas moldearán el nuevo Chile que comenzó el pasado 18 de octubre.

Salvador Porta

Director y Co-Fundador de Migrante

Más productividad sí es posible

Señora Directora:

La discusión de la reducción de la jornada laboral plantea varios dilemas, entre ellos, el de la productividad. Cualquier economista, al hablar de productividad, tendrá en mente tres conceptos: el factor humano, el capital y la tecnología. Si cualquiera de estos factores decae la producción también lo hace, a menos que sea compensado con un aumento de los otros elementos.

En ese sentido, si deseamos reducir las horas laborales por semana, será necesario invertir recursos en más personal, innovación tecnológica o capacitación del personal existente. ¿Cómo ayudamos a este aumento de productividad? En primer lugar, con flexibilidad laboral. Si queremos lograr los mismos, o mejores resultados actuales con menos horas de trabajo, es necesario mejorar el rendimiento de la jornada. Es mucho más conveniente trabajar 40 horas cuando hay que hacerlo. De esa forma, se puede trabajar con distintas plataformas que permiten programar horarios de trabajo y que se ajusten a las necesidades del negocio y de las personas.

Hay quien dirá que basta con eliminar el vicio del cigarro o el café. Mejor es centrarse en atacar las causas que generan esos síntomas de una fuerza laboral poco empoderada. Es decir, minimizar las tareas manuales o engorrosas que hacen que los colaboradores perciban que no están creando valor. La tecnología aquí puede aportar con especial eficiencia y la jornada laboral puede disminuir sin dañar los resultados de las organizaciones.

Claudio fuentes

Gerente de consultoría SCM Latam

Construir sin partir de cero

Señora Directora:

A propósito de la “hoja en blanco” de la que se ha hablado para la posible nueva Constitución, es bueno recordar el pensamiento del liberal inglés Edmund Burke.

Para él, la sabiduría de las civilizaciones se traspasaba de generación en generación, evitando así tener que empezar de cero. Según él, las instituciones ganaban validez por prescripción (el paso del tiempo más la convicción de la validez de lo existente). Aquello que debía cambiarse, se cambiaba, conservando el resto y construyendo a partir de lo que sí probó ser bueno.

Quizás esto pueda servirnos para estudiar una nueva Constitución (si gana el Sí), no desde una hoja en blanco doctrinaria, sino aprendiendo de los éxitos y fracasos, aciertos y yerros, de nuestro país y de otros.

Marcelo Muñoz Perdiguero

¿Palabras apresuradas?

Señora Directora:

La senadora y presidenta de la UDI, Jaqueline Van Rysselberghe, declaró ayer que: “Ellos (Walmart) no necesitan indemnizaciones, son una empresa internacional”.

Genial y peculiar forma de incentivar la inversión extranjera, sobre todo en estos tiempos.

Pablo Sotomayor E.

Entel pone el hombro por las PYME

Señora Directora:

Quiero destacar la ejemplar decisión de Entel, que informó a sus proveedores PYME que nos adelantará en una semana los pagos comprometidos.

Como proveedor de servicios, estas acciones me alientan no sólo a reforzar la operación actual, sino que a retomar la implementación de nuevas soluciones. Somos millones los que queremos construir unidos un Chile mejor para todos y sólo unos pocos miles que buscan la destrucción sin importarles que perjudican a los más necesitados.

Hoy los derrotaremos en paz, trabajando y creando empleos. Mañana los derrotaremos en las urnas.

Carlos Teixidó Palacios

Lo más leído