×
Cartas

Solidaridad, ¿cuánto nos falta?

  • T+
  • T-

Señora Directora:

Todos los años, cada 18 de agosto, celebramos el mes de la Solidaridad en honor al aniversario de la muerte de San Alberto Hurtado. Si bien este concepto es entendido generalmente como sinónimo de caridad y ayuda al más desvalido, es también un principio que tiene un alcance mucho más grande, debiendo ser el pilar que ordene nuestras instituciones y políticas públicas.

Muchas veces las discusiones de la agenda política se dan en torno al beneficio particular y bienestar individual, dejando atrás una visión de comunidad corresponsable, más allá de la simple suma de individuos.

Ante este escenario, no es extraño que la agenda educacional esté centrada principalmente en la educación superior. Llevamos años discutiendo sobre su gratuidad, calidad y acceso, temas que son importantes, pero que han dejado en segundo plano la educación inicial.

La razón es la falta de solidaridad intergeneracional, pues la agenda la lideran los jóvenes secundarios y universitarios a quienes les afecta directamente, en desmedro de esos niños de dos ó tres años que no pueden salir a la calle a presionar ni protestar. Estudios, expertos y académicos están de acuerdo en que la inversión más urgente y necesaria debe hacerse en los primeros años de vida. Es incomprensible que las autoridades sigan bailando al ritmo del lobby universitario.

No nos olvidemos que la política es de prioridades, y, es imperante que, en la discusión educacional, empecemos a priorizar la solidaridad.

Sebastián Boegel
Director de Desarrollo IdeaPaís

Lo más leído