Cartas

Un baño de realidad

  • T+
  • T-

Compartir

Señora Directora:

Para cualquier persona, prender la televisión en la mañana es realmente un baño de realidad. Esa misma realidad que se puede constatar a diario en la calle.

Duele profundamente ver cómo los emprendedores no dan el ancho con las nuevas restricciones y con una lucha que lleva más de un año. Duele mirar a la señora Julia en La Pintana, que vive con 120 mil pesos al mes y no sabe lo que es irse a comprar zapatos. Ver a Juan, un vendedor ambulante de Puente Alto, que está indignado porque hace pocos días se anunció el incremento de las fortunas de los chilenos más ricos en medio de una pandemia, cuando por otro lado, un informe del Banco Mundial advirtió que 2,3 millones de chilenos de clase media cayeron en la vulnerabilidad.

A diario,, junto con ver a Juan y a Julia, vemos una ruleta de diputados, senadores, e incluso subsecretarios llenándose la boca de soluciones. El problema es que la solución, no está en las palabras, ni en la television. Está en terreno, en entender las necesidades de las personas, está en escucharnos, en trabajar en equipo, en la salud mental, en terminar con las diferencias, en unirnos.

Javiera Macaya P.

Mamá, periodista y terapeuta

Lo más leído

DF Multimedia