Cartas

Un nuevo contexto (y oportunidad) constitucional

  • T+
  • T-

Compartir

Imagen foto_00000001

 fines del año pasado, este diario comenzó a publicar todos los lunes la página DF Constitucional, compuesta de un reportaje y una columna de opinión sobre las muy diversas dimensiones que abarca el proceso hacia la reforma de la actual Constitución, o la adopción de una nueva.

Esa preocupación por acercar el debate constitucional a nuestros lectores sigue tan vigente hoy como hace seis meses, pero es indudable que el contexto social y político en el que tiene lugar ha cambiado radicalmente, tanto por las graves consecuencias del estallido de violencia de octubre pasado, como por la situación de absoluta excepcionalidad que ha impuesto la pandemia del Covid-19 en Chile y en todo el mundo.

Imagen foto_00000002

En nuestra edición de ayer, una investigadora del Centro de Estudios Públicos señalaba la relevancia de ese nuevo contexto nacional, y señalaba que en medio de la actual emergencia sanitaria, “se oyen tentadores cantos de sirena, pero la proyección de un texto constitucional debe hacerse, especialmente en lo relativo al diseño institucional, con mirada de largo plazo. Hacia el pasado y hacia el futuro”.

En efecto, la discusión sobre la posible fecha del plebiscito constituyente —previsto para el 26 de abril pasado, pero forzosamente postergado debido a la pandemia— bien podría ser el aspecto menos relevante del desafío. De hecho, hace del todo sentido posponer la fecha hasta que existan condiciones para un debate informado y reflexivo, incluso si ello implica esperar hasta 2021, y eso no ocurrirá mientras persista el peligro, o la amenaza latente, de contagio del coronavirus.

Por otro lado, ello brinda una oportunidad hasta ahora ausente en un proceso surgido bajo la presión, y siguiendo los ritmos políticos, del llamado estallido social del 18-O: la de una genuina reflexión y conversación nacional para ponderar lo que está en juego en el cambio a la carta fundamental. Los partidos políticos pueden jugar en esto un rol orientador y pedagógico —y por cierto, moderador— que hasta ahora se ha echado en falta de cara a la ciudadanía.

Lo más leído

DF Multimedia