×
Columnistas

Acceso a medicamentos: tengamos un debate de verdad

Marcela Sabaini Presidenta de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos

Por: Marcela Sabaini | Publicado: Miércoles 4 de diciembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Marcela Sabaini

Entendemos la demanda social que exige mejorar el acceso a medicamentos de calidad para toda la población y valoramos las iniciativas que el sector de la salud propone como respuestas a la ciudadanía. Nos parece importante reiterar que como industria farmacéutica local creemos firmemente ser parte de la solución al problema.

Imagen foto_00000002

El acceso de los medicamentos es uno de los tantos problemas que hoy tiene la salud en Chile y estamos de acuerdo con lo concluido en el Informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), respecto de la necesidad de una reforma en el mercado de los medicamentos en toda su cadena. Sin embargo, el informe preliminar de la FNE no entrega las suficientes soluciones para optimizar la competencia, el abuso de posición dominante que tienen las tres cadenas de farmacias, con un 80% de la venta y la distribución; asimismo, tampoco vemos medidas de mitigación ante los riesgos sobre la calidad de los medicamentos y eventual desincentivo de la innovación.

En cuanto al 80% de productos que no tendrían bioequivalencia, respondemos a la FNE que este número no coincide con el registro que hemos desarrollado junto al Instituto de Salud Pública (ISP), el cual bordea el 40%. Es necesario recordar que no todos los medicamentos necesitan o pueden realizar equivalencia terapéutica. Desde 2013, con la Ley de Fármacos I, la industria farmacéutica local invirtió más de US$ 100 millones para cumplir una meta de bioequivalencia en dos años, y seguiremos trabajando para cumplir con los objetivos planteados por la autoridad sanitaria.

Las políticas de medicamentos deben avanzar sobre la misma base que se ha dictado desde la Ley de Fármacos I: que asegure que la población tenga productos de calidad y con precio justo. Si aún en Chile, de acuerdo a los datos de la FNE, el 80% de los medicamentos no son bioequivalentes, ¿cómo se pretende, entonces, obligar a los profesionales de la salud a prescribir sólo por Denominación Común Internacional, cuando no todos los medicamentos genéricos en Chile son bioequivalentes o intercambiables? ¿Por qué las medidas apuntan a entregar el poder de decisión a las cadenas de farmacias y no a los pacientes? ¿Es el camino correcto restringir la libertad de decisión del paciente? ¿Dónde queda el rol del Estado en las medidas?

Es importante aclarar, también, que no es efectivo que el gasto en promoción y difusión de información médica sea causal de los altos precios de los medicamentos, menos aún de los productos de los laboratorios de genéricos y bioequivalentes, ya que éstos son de hecho los más económicos. Las propuestas que durante mucho tiempo hemos compartido con los reguladores apuntan directamente a que los precios de los medicamentos sean justos.

El llamado a las autoridades es por un diálogo transparente y constructivo con la industria farmacéutica, dejando de lado las agresiones y acusaciones sin fundamento que en nada contribuyen. Tenemos un claro objetivo común: garantizar de verdad el acceso a medicamentos de calidad para todos los chilenos.

Lo más leído