Andrés Meirovich

El desafío de la clase empresarial

Andrés Meirovich Managing Director Genesis Ventures @ameirov

Por: Andrés Meirovich | Publicado: Martes 20 de octubre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Andrés Meirovich

Andrés Meirovich

A prácticamente una semana del plebiscito constitucional país está completamente polarizado, con violencia por todos lados y una clase política que busca un discurso apuntando a los extremos, para así caerles bien a los grupos radicales. Ojalá emerjan los “amarillos” a poner un poco de cordura en el diálogo.

Así también, como clase empresarial deberíamos entrar en un profundo período de reflexión. Independiente de si gana el Apruebo o el Rechazo, la ciudadanía tiene poca visibilidad de todos quienes conforman “la empresa”: accionistas, ejecutivos, trabajadores, clientes, proveedores, comunidad; existe una insuficiente comprensión del valor de la empresa en la economía y la sociedad, una percepción de privilegios mal distribuidos, un desconocimiento del esfuerzo, creatividad y espíritu emprendedor detrás del éxito. Empresarios y emprendedores son percibidos como antagónicos.

Imagen foto_00000001

¿De quién es la culpa? Seguramente nuestra. En primer lugar, no hemos criticado de manera profunda abusos de empresarios y empresas en el pasado, hemos preferido cuidarnos “entre amigos”. Hemos preferido no ponerles el acelerador a medidas de transparencia o pro-competencia. ¿Alguien entiende como a finales de 2020, por ejemplo, aún no tenemos leyes que fomenten las FinTech y el open banking? Hemos preferido crear fundaciones para “ayudar a la gente” o concursos de emprendimiento en vez de realmente tener un programa de apoyo a proveedores con condiciones para que puedan desarrollarse. Muchas veces en privado les hemos restado el valor a la innovación y el emprendimiento diciendo que sólo son conceptos de moda.

Me acuerdo claramente de un ex político formado en Chicago que decía que no deberían existir subsidios para las startups, porque si son buenos negocios van a encontrar financiamiento…. cuando la empresa en la cual él trabajaba había recibido ese beneficio durante 10 años. O también otro ex político que propone la falsa dicotomía de crecer basados en innovación o en recursos naturales. El modelo australiano versus el israelí. Una tontera,, a todas luces. Los dos modelos se basan en la innovación en los servicios. Debemos dejar de ser winners.

Para lo anterior es clave legitimar el valor de la empresa, promover la cultura del diálogo. Hay que ponerles cara a quienes hacen empresa y emprenden en Chile, y a sus acciones. Así también debemos ser los principales propulsores de la competencia, la transparencia y las buenas prácticas. Apostar por un fomento a la innovación y el emprendimiento, en donde las grandes empresas, family offices e inversionistas institucionales sean los motores del desarrollo. En Chile el financiamiento bancario es un 54%, mientras que alcanza un 13% en Estados Unidos. Es imposible desarrollarse así.

En resumen, un buen actuar de empresarios, emprendedores y empresas es vital para el desarrollo de un Chile más sustentable. Ese es el desafío que tenemos para los próximos años.

Lo más leído

DF Multimedia