Camila Sánchez

La incertidumbre es parte del plan

Camila Sánchez Lecaros Directora Emprendemos +

Por: Camila Sánchez | Publicado: Jueves 14 de mayo de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Camila Sánchez

Camila Sánchez

De todo lo que estamos viviendo, hemos aprendido, nos guste o no, que la incertidumbre es parte del plan. El plan de vida, de trabajo, de proyectos, de familia. Las personas tendemos a controlar, a buscar garantías, a asegurar resultados y a seguir un camino pavimentado y conocido. Y la verdad es que no hay nada más real que el hecho de que no podemos controlarlo todo.

Imagen foto_00000001

Confiamos poco y nos adaptamos al cambio pobremente. El cliché “zona de confort” no es más que una representación de la sensación de inseguridad que provoca la vida misma. Y también, de la dificultad y esfuerzo que conlleva hacernos cargo de un camino nuevo, desconocido, pero que podría llevarnos a un lugar mejor o distinto. No nos gusta lo nuevo, ya que nos empuja al riesgo y por naturaleza lo evadimos, porque nos expone a potenciales sufrimientos.

Pero en la vida nadie tiene certezas. Depende de qué hacemos, o no hacemos, para trazar nuestros caminos. Creo que uno de los errores más comunes y, que más consecuencias tiene, es pensar que quedarse estático significará tener seguridad. La vida nos expone a cambios constantes, obligatoriamente nos empuja a evolucionar. Resistirse, entonces, sería condenarnos al sufrimiento.

Deberíamos tener más conciencia de que la incertidumbre es un factor irremediable en todo lo que hacemos, independiente del esfuerzo que pongamos en mantenernos a flote. La mayoría nos hemos sentido a prueba y puestos a presión por la crisis sanitaria que experimentamos. Sentimos ansiedad, porque no sabemos qué va a ocurrir. Tememos perder trabajos, estabilidad, relaciones, salud mental e incluso la vida. Pero, aunque sepamos que no tenemos certezas, tenemos que trazar planes, adaptarnos y aceptar la inseguridad.

No son escenarios agradables y los emprendedores lo sabemos muy bien. Ser emprendedor significa tener ciertas características de personalidad como una incansable búsqueda de soluciones, por más baches que encuentre en el camino, ser perseverante casi al nivel de porfía, ser autoexigente y la cuota más importante: ser esforzado.

Veo cómo muchos emprendedores chilenos buscan soluciones para sobrevivir a esta ruda crisis. Se reinventaron y con rapidez. No les queda espacio mental para la queja. No saben qué va a pasar, pero ahí están abriendo un nuevo camino pedregoso y desconocido con pala en mano. Buscan nuevos modelos de negocios, nuevas estrategias, diferentes maneras y posibilidades proactivamente. Con miedo, sí, como todos, pero no podemos dejar que nos paralice el miedo.

Muchos de ellos saben que no hay garantías y no les quedan muchas opciones. Es inspirador y práctico observar el comportamiento del emprendedor que busca, soluciona, cambia, se adapta y se arriesga. Que a pesar de no tener garantía en el futuro, sigue en el ruedo buscando cambios. Y me parece positivo, porque no hay nada que estimule más la creatividad y la proactividad que la crisis.

Lo más leído

DF Multimedia