×
Columnistas

Chile-Gran Bretaña: un paso adelante

Roberto Ampuero, Ministro de Relaciones Exteriores

Por: Roberto Ampuero | Publicado: Miércoles 6 de febrero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Roberto Ampuero

El acuerdo que firmamos el pasado miércoles 30 –mediante el cual establecemos una asociación que asegura la continuidad de las relaciones económicas y comerciales— es un paso más en el vínculo de cercanía, cooperación y apoyo mutuo entre Chile y Gran Bretaña.

Si bien conforme Chile se ha ido integrando al mundo, otros países y regiones han cobrado protagonismo, el mercado británico continúa siendo de gran atractivo y múltiples proyecciones para nuestra oferta exportadora.

Imagen foto_00000001

En 2017 el intercambio comercial alcanzó U$ 1.143 millones, consolidándose como un importante destino para productos agrícolas y vinos. A su vez, Chile es un receptor importante de inversiones británicas, alcanzando en 2017 un monto de U$ 7.743 millones, en sectores como minería, finanzas y salud. Asimismo, nuestra relación se ha visto fortalecida por el alto intercambio de turismo, decenas de estudiantes de posgrado perfeccionándose en Gran Bretaña y los varios vuelos semanales entre Santiago y Londres.

Durante los últimos 15 años la relación comercial se ha enmarcado dentro del Acuerdo de Asociación Chile- Unión Europea. Sin embargo, dado que el Reino Unido optó soberanamente por replantear su pertenencia a la UE, era necesario que ambos países tomáramos medidas para preservar el flujo del intercambio, bajo las condiciones establecidas en el acuerdo con la UE.

Y eso fue lo que hicimos, y lo hicimos con sentido de urgencia y aplicando toda la experiencia acumulada y el profesionalismo de la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería.

Así, Chile se ha convertido en el primer país del mundo en contar con un instrumento de esta naturaleza en el nuevo contexto de las relaciones con el Reino Unido. Esto refleja la prioridad que ambos asignamos a la relación bilateral y es un reconocimiento a la seriedad, confiabilidad y compromiso del gobierno del Presidente Piñera con el libre comercio.

Mediante este nuevo instrumento hemos traspasado todas las obligaciones, garantías y beneficios que otorga el Acuerdo de Asociación Chile-UE a uno bilateral, donde los exportadores e importadores chilenos y británicos tendrán una total continuidad en las condiciones bajo las que operan en la actualidad. Un ejemplo: las preferencias arancelarias para el acceso al mercado chileno o al británico seguirán siendo las mismas que se utilizan hoy día.

Este acuerdo, además, contiene importantes ítems que buscan profundizar la relación bilateral. Durante el proceso de negociación incluimos clausulas evolutivas que nos obligan a revisar los contenidos, con el propósito de incorporar nuevas materias en línea con los desafíos del comercio inclusivo y de profundizar los compromisos ya existentes, en particular en acceso a mercados agrícolas. Se trata, en definitiva, de ajustar la relación comercial bilateral a este nuevo escenario, y aprovechar al máximo su amplio potencial.

También suscribimos un instrumento legal que traspasa el Acuerdo en Comercio de Productos Orgánicos entre Chile y la UE a uno bilateral, manteniendo todos los beneficios para un sector exportador que cada día cobra más fuerza.

El legado británico en nuestro país va desde el mundo de las ideas –la libertad, la democracia, el respeto a los derechos humanos—al espíritu emprendedor, la investigación científica y, ciertamente, el deporte.

Chile y el Reino Unido poseen una larga historia de profunda amistad, forjada antes y durante la formación de nuestra República. Este es un nuevo paso en nuestra relación, un paso que mira al futuro.

Lo más leído

DF Videos