Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Clemente Pérez

Descentralización pública y ciudades Zoom

CLEMENTE PÉREZ Abogado, Máster en Políticas Públicas

Por: Clemente Pérez | Publicado: Martes 23 de marzo de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Clemente Pérez

Clemente Pérez

Uno de los anhelos más sentidos que va a estar presente en el debate constitucional es el de la descentralización de Chile. Especialmente en regiones, una de las primeras quejas es que todo se resuelve en Santiago. La hoja en blanco partirá con declaraciones entusiastas por descentralizar el país, pues hoy en día un porcentaje demasiado alto de las decisiones de inversión se realizan a nivel central. Esto puede comenzar a revertirse prontamente, ya que por primera vez se elegirán gobernadores regionales y a partir del próximo año comenzará a regir el mecanismo de transferencia de competencias desde el gobierno central a los regionales.

Imagen foto_00000002

Sin embargo, yo al menos me declaro cauto. Pensar que todo va a cambiar cuando se asigne un monto mayor de fondos a los gobiernos regionales es bastante ilusorio. Que un sistema de agua potable rural (“APR”) o la pavimentación de un camino, sea definida en el gobierno central o en el regional, no hará una gran diferencia para la vida de los habitantes de dicha región. Y los errores que se cometan, por ejemplo, por falta de equipos técnicos en la asignación o de transparencia en la licitación, y que por ello el proyecto sea más caro que el óptimo, eso sí afectará directamente a quienes debieran haberse visto beneficiados con los fondos de inversión disponibles para una región, tal como ha ocurrido en muchos municipios con el “caso luminarias”: dineros públicos mal gastados en un sistema de iluminación municipal.

El origen de la centralización es que la gente se viene a las grandes ciudades porque en ellas encuentra mayor oferta de bienes y servicios, y especialmente, de oportunidades laborales y de educación. Del campo a la ciudad, y de la ciudad a la metrópoli, es un proceso que lleva décadas en nuestro país. No se va a revertir tan fácilmente. La Constitución no hará magia tampoco.

Sin embargo, en paralelo, fruto no previsto de la pandemia y del desarrollo tecnológico, se ha producido un proceso de migración de la gran ciudad a pueblos y ciudades pequeñas que sí puede ser muy importante en descentralizar el país. Efectivamente, en países como Estados Unidos ya se habla de las “ciudades Zoom”, y se estima que hasta una cuarta parte de la fuerza laboral norteamericana permanecerá trabajando en forma remota, y que muchos de esos trabajadores han decidido emigrar a pueblos y ciudades más pequeñas, en busca de una mejor calidad de vida y de viviendas baratas. También se estiman ciertos ahorros y ganancias de productividad por menores tiempos perdidos en viajes.

El traslado de un santiaguino a la costa, o de un penquista al campo, significa que se moviliza el consumo a esos pueblos, y luego vienen otras decisiones que van a dinamizar las economías locales. Ciudades como Puerto Varas, Pucón o el litoral central, ya están atrayendo a numerosos profesionales.

Los próximos años puede ser que vayan de la mano mayores decisiones públicas a nivel regional, y mayores inversiones privadas destinadas a recibir a estos nuevos residentes.

Lo más leído