×
Columnistas

Conexión a China | El Año Nuevo Chino

María Montt Académica Instituto de Historia y Centro de Estudios Asiáticos UC, exdirectora ejecutiva Instituto Confucio UC

Por: María Montt | Publicado: Martes 7 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

María Montt

El creciente intercambio bilateral hace necesaria una mayor y mejor comprensión sobre China como país. Una manera de hacerlo es integrar en los currículos educacionales más horas de historia mundial, incluyendo historia china. Mayor conocimiento sobre la historia y cultura de esa nación nos permitirá comprender los eventos actuales con perspectiva histórica, para darnos cuenta de qué es aquello que perfila las miradas y decisiones de China en el siglo XXI.

Imagen foto_00000001

A modo de ejemplo: ya estamos ad portas a la celebración del Año Nuevo chino, también conocido como la “fiesta de la primavera” o “año nuevo lunar”, referido a la celebración respecto al ciclo de la Luna y que, por lo tanto, cambia todos los años. Este año cae el 25 de enero, con celebraciones del Año Nuevo chino en todo el mundo, facilitadas por el continuo aumento en el número de comunidades chinas que viven en el extranjero.

Comprender la importancia de esta celebración para la cultura tradicional china, incluyendo las fechas y maneras de festejarla, es una gran oportunidad tanto para el turismo en Chile como para acercamientos comerciales de empresas chilenas en China. También, para aprender sobre cómo y por qué existen tradiciones chinas milenarias que se mantienen hasta hoy. Si tradicionalmente la fiesta lunar era ocasión de reuniones familiares, últimamente son más las personas que viajan a distintos lugares tanto dentro de China como alrededor del mundo. El Año Nuevo chino se ha transformado en uno de los movimientos de personas más grandes en el mundo gracias a los turistas chinos y eso únicamente irá creciendo en el futuro.

¿Productos que se venden con éxito en esta fecha? La centolla y la langosta, por ejemplo, porque su color rojizo se asocia a la buena suerte. También las cerezas, cuyo valor simbólico se asocia igualmente a la prosperidad y los buenos augurios, posicionan ventajosamente a Chile en esta época del año, debido a la diferencia estacional. No es poca cosa que esto suceda en una de las economías más grandes del mundo y principal socio comercial de Chile, y que además se extiend a otros lugares del mundo donde se celebra esta ocasión anualmente.

Para el Año Nuevo Chino las familias se reúnen, limpian las casas, cuelgan linternas rojas y celebran con mucha comida. Siempre acompañadas de los destellos y explosiones de abundantes fuegos artificiales… o a veces de drones iluminados, como se ha visto recientemente en algunas ciudades chinas en un intento por reducir los índices de contaminación. La precisión con la que actúan los drones reactualiza la tradición de los fuegos artificiales, a la vez proyectando el potencial transformador de la tecnología.

Así como las tradiciones se mantienen, también cambian, y en este contexto el conocimiento de la historia nos permite alejarnos de lugares comunes y caricaturas para poder realmente aprender de China. Lo necesitamos.

Lo más leído