×
Columnistas

Crónica de unas primarias anunciadas

GUIDO ROMO DIRECTOR DE ENCUESTAS GEMINES

Por: GUIDO ROMO | Publicado: Lunes 3 de julio de 2017 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

GUIDO ROMO

Si las primarias son realmente el modo más democrático para elegir candidatos, me genera dudas. La duda entre la participación de los más "duros" de cada sector, los más involucrados, los más convencidos. Entonces, ¿tienen esos participantes que elegir necesariamente el abanderado de su sector? Hay quizás muchos aún con dudas u otras razones que no votaron, pero ¿tienen tanto derecho a opinar como los otros? No tengo resuelta esta contradicción. Ahora, como alguien dijo, si no participas en la política, otros lo harán por ti, y no necesariamente serán los mejores, así que puesto en la dicotomía, pienso que es mejor votar en las primarias del sector que te representa.

Entre tanto número y análisis, parto por destacar en términos cualitativos la aparición de nuevos liderazgos, dentro de los cuales resaltaría a Alberto Mayol y Felipe Kast en sus respectivos sectores, principalmente porque parecen develar dos mundos invisibilizados por las grandes coaliciones. Mayol por una izquierda más coherente y honesta consigo misma y su historia, y Felipe Kast por mover los límites de la derecha hacia un mundo liberal. Pero para eso tienen que sembrar su avance y generar los votos que les den un peso específico, lo que no se logró en estas Primarias.

Fueron curiosas estas elecciones. Cómo no si la coalición gobernante no está presente. Cómo explicar este generoso regalo a los opositores de izquierda y derecha, porque sí, el Frente Amplio y Chile Vamos son de izquierda y derecha respectivamente, por más etiquetas que el marketing político les intente colocar. Y la Nueva Mayoría busca su alma entre una socialdemocracia con dos miradas ya antiguas y divididas, mirando cómo sus adversarios le hablaron y movilizaron a miles de personas.

En este contexto, esperaba para el Frente Amplio que ganara Beatriz Sánchez fácilmente sobre el 70% entre unos 350.000 participantes, y que en Chile Vamos Sebastián Piñera triunfara cómodamente con alrededor del 60% sobre unos 650 mil participantes. Los resultados nos dicen que en el Frente Amplio triunfó Beatriz Sánchez con sobre el 70% sobre unos 350.000 participantes y en Chile Vamos Sebastián Piñera con el 60% sobre un inesperado número superior al millón de participantes.

Hay dos comentarios inmediatos que se pueden realizar: el primero es que el orden general de los resultados era el esperado, y luego que el camino de un bloque nuevo requiere más que el optimismo. En un país con baja cultura de primarias, la movilización real es la madre de todas las batallas y de eso los viejos tercios saben mucho. No encuentro terribles los números del Frente Amplio, más aún con las diferencias de recursos, tanto financieros como comunicacionales, pero es claro que aspiraban a más. Realismo político puro y duro.

Será interesante el análisis territorial posterior, ya con todas las cifras, pero probablemente demostrará que la participación por nivel socio económico (habrá que mirar con detención el Distrito 11) sigue siendo una variable de gran importancia, que los que han votado siempre lo seguirán haciendo y que motivar a los nuevos electores es más difícil de lo pronosticado.

Dos comentarios finales: celebrar la primera vez que los compatriotas en el extranjero pudieron votar y esperar qué candidatos a las parlamentarias aparecerán.

Lo más leído

DF Videos