Suscríbete


Suscríbete

20%dcto

Dalibor Eterovic

Desafíos (conocidos) para 2016

Economista jefe Grupo Security

Por: Dalibor Eterovic | Publicado: Martes 29 de diciembre de 2015 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Dalibor Eterovic

Dalibor Eterovic

Cada año trae nuevos desafíos y seguramente el 2016 no será la excepción. De los anticipables, creo que hay dos que marcarán la pauta económica en los próximos meses. El primero tiene relación con la evolución del dólar a nivel global: ¿continuará con la tendencia apreciativa de los últimos tres años, o ya habrá llegado a su máximo y el 2016 tendrá algo de reversión? Los efectos del dólar, o más bien de la política monetaria norteamericana, han sido motivo de gran estudio en los últimos años. Ciclos históricos de apreciación del dólar y alza de tasas de interés por parte de la Fed coinciden con precios de commodities a la baja, salidas de flujos de capital desde economías emergentes, y la depreciación de sus monedas (Druck y otros, 2015 FMI). Más relevante aún, durante estos episodios las economías latinoamericanas experimentan crecimientos promedios casi dos puntos porcentuales menores que durante períodos donde el dólar se deprecia y la Fed baja tasas.

¿Cuál es nuestro pronóstico? Creemos que ya estamos cerca del techo del dólar a nivel global. En principio la divergencia de tasas de interés entre EEUU, por un lado, y la Eurozona y Japón por el otro, está en sus máximos históricos. Mientras la tasa a 2 años de Estados Unidos está en 1% (consistente con entre 6 y 8 alzas de 25pb en los próximos 24 meses), la tasa europea está en -30pb y la japonesa en -20pb. Si bien los indicativos puntos de la Fed presentan una trayectoria de alzas más agresiva que lo que hoy está en los precios y que podría generar presiones apreciativas adicionales, la evidencia histórica parece no estar del lado de las expectativas de la entidad. Como comentó en la reciente conferencia anual del Banco Central de Chile el ex secretario del Tesoro Larry Summers, la tasa neutral de interés real norteamericana ha declinado sistemáticamente en los últimos 25 años. La tasa natural real promedio desde el 2002 es de sólo 0,8% (según datos de Laubach y Williams), bastante por debajo del 1,5% de largo plazo hoy implícito en los puntos de la Fed.

El segundo desafío que enfrentaremos el 2016 es local, y está relacionado con mejorar las confianzas (empresariales y de los consumidores) deterioradas, en buena parte, por la fuerte polarización política experimentada en el último año y medio. El número, alcance y calidad técnica de las reformas propuestas han levantado válidos cuestionamientos de los distintos sectores afectados. El resultado es que los índices de confianza de empresarios y consumidores se encuentran en niveles bajos, y muy cerca de los experimentados durante la crisis en 2009. De tal importancia es mejorar las confianzas, que el Banco Central en sus últimos informes de política monetaria menciona este punto como un requisito clave para una posible recuperación de la actividad. El programa de gobierno de la Nueva Mayoría ponía justo acento en los altos niveles de desigualdad, pero considerando como dado el contexto de un país que crecía al 5%. Hoy las cosas han cambiado. El país crece con suerte al 2%, e incluso mantener ese bajo nivel parece no estar asegurado. Reconocer esta nueva realidad es el primer paso para alinear al país en su conjunto.

Finalmente, seguro hay que esperar sorpresas el 2016. Tomando (la involuntariamente divertida) frase del ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld: “Hay cosas que no sabemos que no sabemos”.

Lo más leído