×
Dalibor Eterovic

Mundo de contradicciones: FMI y Banco Mundial

Dalibor Eterovic Managing Director TRG Management

Por: Dalibor Eterovic | Publicado: Martes 22 de octubre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Dalibor Eterovic

Dalibor Eterovic

Como dos mundos en paralelo, la semana pasada, mientras en Santiago estallaban violentos desórdenes, en Washington DC se reunía la elite política y económica global. Las reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que ocurren bianualmente, son un punto de encuentro entre autoridades económicas, burócratas internacionales y actores del mercado financiero, donde se contrastan las distintas visiones de entes públicos y privados. Y como es de esperar en un ambiente de alta incertidumbre como el que estamos viviendo, hay diferencias importantes entre los distintos actores.

¿Qué dicen estos burócratas en un contexto global repleto de conflictos y contradicciones? El FMI, a través de sus tres informes principales, presenta análisis detallados de los distintos problemas que enfrenta la economía global: la desaceleración de la manufactura, el aumento de las barreras comerciales, las tasas de interés bajas por tiempo prolongado y el cómo mitigar los efectos fiscales del cambio climático. En su conjunto, el escenario base que presentan es uno de bajo crecimiento este año, debido principalmente a la incertidumbre emanada de la guerra comercial entre EEUU y China, con una mejora modesta en la actividad del próximo año, basada en condiciones financieras globales más expansivas, una recuperación cíclica en las economías con peor performance en 2019, y como gran supuesto, que no empeoren las tensiones comerciales.

Respecto a este último punto se percibe quizás la mayor diferencia entre las autoridades económicas de los distintos países a las que me tocó escuchar, y los inversionistas internacionales participantes en las reuniones. Banqueros centrales y funcionarios de los ministerios económicos parecen estar dando una probabilidad mayor a que el escenario global empeore de la mano del escalamiento de las tensiones comerciales. Sería este posible escenario más negativo el que requiere tasas de política monetaria más expansivas de lo que prescribiría una regla monetaria tradicional.

Por otro lado, en una encuesta realizada por un banco de inversión internacional, los inversionistas presentes mencionan como su principal preocupación para 2020 una recesión en EE UU, a la que le dan una probabilidad cercana a 50%. Es interesante que una mayoría espere que, de darse esto, los mercados emergentes se vean impactados, pero sin entrar en recesión. Con esto en mente, lo dos activos preferidos serían oro y las acciones emergentes, mientras que el activo perdedor son las acciones norteamericanas. Entonces, mientras las autoridades económicas ven riesgos eminentemente políticos, los actores financieros ven riesgos de índole económicos.

Sin embargo, caminando por DC, pensando en mi familia y amigos en Santiago, creo que la pregunta más relevante para nosotros quedó sin respuesta. ¿Se estará moviendo el mundo hacia un sistema de anarquía global, donde ni líderes políticos ni ciudadanos tienen fe en las instituciones establecidas y donde grupos de interés minoritarios, pero bien organizados, terminan dictando las políticas públicas?

Lo más leído