×
Dalibor Eterovic

Optimismo en lo económico, cautela en lo político

Dalibor Eterovic Managing Director TRG Management

Por: Dalibor Eterovic | Publicado: Miércoles 25 de abril de 2018 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-
Dalibor Eterovic

Dalibor Eterovic

Dos veces al año, durante las reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, las calles de Washington DC se llenan de delegaciones con autoridades de gobierno, banqueros centrales e inversionistas para discutir las expectativas para la economía global. La reunión de la semana recién pasada estuvo marcada por optimismo por el estado cíclico de la macroeconomía global y cautela por riesgos políticos tanto en países desarrollados como emergentes. A continuación, paso a detallar algunas de mis impresiones.

Primero, el crecimiento global se muestra sólido y se mantendría sobre su potencial por el próximo par de años. En ese sentido, la desaceleración del primer trimestre, encabezada principalmente por la Eurozona y Japón, sería transitoria y debido a factores como el clima. Segundo, reflejando brechas de capacidad relativamente más cerradas, las condiciones financieras en el mundo desarrollado continuarían ajustándose de manera gradual, mientras que las emergentes se mantendrían expansivas. Esto continuaría facilitando el rebote cíclico de las economías emergentes. Sin embargo, el régimen de baja volatilidad financiera experimentado en 2017 habría quedado en el pasado. Tercero, mencionados dentro de los mayores riesgos para la economía global hay varios conocidos (inflación en EEUU y alzas de tasas más rápidas por parte de la Fed) y algunos nuevos (guerras de tarifas). Una desaceleración en China, riesgo recurrente en otras ocasiones, parece ser considerado como de menor probabilidad. Cuarto, con este escenario, la preferencia de los inversionistas presentes en las reuniones continúa favoreciendo acciones y tasas emergentes sobre activos financieros en países desarrollados y deuda emergente en dólares. Sin embargo, dado los riesgos de corto plazo, la posiciones estarían más bien neutrales. Entre los países favoritos en Latinoamérica destaca Argentina, economía con altas tasas (carry), donde con un Banco Central intentando recobrar credibilidad después de una depreciación importante y con sorpresas inflacionarias al alza este año, habría poco espacio en los próximos meses para mayor debilidad de su moneda.

Si bien no es evidente que hayamos alcanzado el punto de mayor crecimiento, es probable que nos estemos acercando a la parte madura del ciclo expansivo global. Tasas internacionales algo más altas y menor espacio para la política monetaria han históricamente tendido a favorecer commodities y activos emergentes. En mi opinión, el riesgo de una guerra comercial que genere un impacto significativo en el crecimiento es todavía menor. Sin embargo, creo que la clave para el buen rendimiento de los activos emergentes en los próximos meses estará en el desempeño de la zona Euro y su moneda.

Lo más leído

DF Videos