×
Columnistas

Declaración voluntaria, más eficiente

Cristián Mena Socio de Mena & Alessandri Asociados

Por: Cristián Mena | Publicado: Jueves 5 de septiembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Cristián Mena

Hace poco más de un año ingresó al Congreso el proyecto de ley que “moderniza la legislación tributaria”, el que acaba de ser aprobado por la Cámara de Diputados.

Dentro del proyecto se contemplaba nuevamente un sistema extraordinario de declaración de activos situados en el exterior. No obstante, en la votación de la Cámara Baja se rechazó el artículo 36° transitorio relativo a la posibilidad de que los contribuyentes domiciliados, residentes, establecidos o constituidos en Chile con anterioridad al 1° de enero de 2018, pudiesen optar voluntariamente a declarar ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) bienes y rentas que se encuentren en el extranjero a una tasa única del 10%. Lamentablemente, y por un error técnico, el gobierno no pudo hacer indicaciones.

Imagen foto_00000002

En este escenario, el Ejecutivo proyectaba una recaudación “transitoria” del orden de los US$ 1.060 millones para los años 2019 y 2020, estimando además una recaudación de, al menos, dos tercios de lo ingresado por la ventana de repatriación de capitales en el extranjero otorgada en la reforma anterior, con una mayor concentración de recaudación en los últimos meses del plazo.

Dado el buen resultado que tuvo la iniciativa en 2015, la mayor certeza jurídica en el actual texto de la reforma y las circunstancias externas que fomentan acogerse a este régimen, es lamentable el rechazo de este articulado en la Cámara Baja, considerando que pareciera obedecer a razones más bien políticas. Además, la ventana “transitoria” deja de serlo, por cuanto una vez han sido declarados estos bienes y rentas situados en el exterior, pasan “permanentemente” a ser monitoreados por el SII (a través de las declaraciones juradas), siendo objeto de impuestos a la renta y herencia.

En el proceso anterior, las personas probablemente no tuvieron pleno conocimiento de este régimen, o bien tenían desconfianza y temor. Teniendo en cuenta el actual escenario internacional de intercambio de información, se preveía gran interés de parte de los contribuyentes que no se acogieron anteriormente, lo que no ocurrió. Los contribuyentes saben que, en este contexto global de mayor transparencia, deben mejorar sus prácticas fiscales. Para el SII, que está recibiendo gran cantidad de información que aún debe procesar, es más eficiente una declaración voluntaria de parte de los contribuyentes.

El proyecto pasará ahora al Senado para iniciar su segundo trámite constitucional. Entendemos que el gobierno insistirá en que se incluya en la discusión en la Cámara Alta, lo cual es positivo, considerando los beneficios recaudatorios presentes y futuros que esta ventana proporciona. Es de esperar que el Senado considere estos beneficios y apruebe esta iniciativa.

Lo más leído