×
Columnistas

Desafíos de la discusión en particular de la modernización tributaria

Por: John Henríquez, Libertad y Desarrollo | Publicado: Jueves 11 de abril de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

John Henríquez, Libertad y Desarrollo

Ayer, tras meses de discusión y diferentes concesiones efectuadas por el Ministerio de Hacienda, se aprobó en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados la idea de legislar sobre el proyecto de modernización tributaria de la actual administración, con el voto favorable de los parlamentarios oficialistas y democratacristianos. Dicho hito -anhelado transversalmente por pymes, académicos y ex autoridades- marca el inicio de la discusión en particular de la iniciativa legal en la cámara de origen.

Imagen foto_00000002

Sin perjuicio de que el debate se ha centrado en la reintegración del sistema tributario -condición necesaria para la equidad horizontal-, el proyecto original contemplaba modificaciones adicionales a una serie de materias relevantes tendientes a dar mayor certeza jurídica y otras referidas a las normas de tributación internacional, la modernización de procedimientos para solicitar la devolución de IVA, la precisión de habitualidad en el mismo tributo, entre otras materias. A ellas se suman las propuestas recientes del gobierno presentadas con el objeto de destrabar la tramitación del proyecto, cuyo detalle específico se desconoce y que deberán incorporarse por medio de una indicación.

Dada la extensión y variedad de las materias abordadas, y con el objetivo de que la discusión en particular finalice en un tiempo razonable para no afectar las expectativas, pero resguardando una discusión técnica adecuada y de cara al país, será relevante que el nuevo presidente de la Comisión de Hacienda cumpla cabalmente con los deberes impuestos por el Reglamento de la Cámara. Para estos efectos, cobra especial relevancia su facultad de cerrar el debate cuando corresponda, el deber de respetar las urgencias ingresadas por el Ejecutivo y la facultad de declarar inadmisible las indicaciones improcedentes, dado que nuestra Constitución establece expresamente que las materias tributarias son de iniciativa exclusiva del Presidente de la República.

Por su parte, los parlamentarios también deberán ser responsables, absteniéndose de presentar indicaciones que, conforme a nuestro marco jurídico, resultan inadmisibles. Ello a fin de sostener una discusión apegada a lo que dispone nuestra Carta Fundamental y sin que se repitan situaciones como la ocurrida con la moción que extiende el procedimiento de tutela laboral a los trabajadores públicos y en las últimas discusiones de la Ley de Presupuestos.

La aprobación de la idea de legislar es una buena noticia, puesto que es el Congreso la sede donde deben debatirse estas materias. Esperamos que ello permita avanzar hacia una discusión seria y responsable en el Congreso sobre los atributos que debe tener nuestro sistema tributario, y así avanzar hacia un sistema simple, equitativo y amigable con el emprendimiento.

Lo más leído

DF Videos