Columnistas

DF Conexión a China | Circulación económica interna: el futuro modelo de China

Qingjun Wu (Víctor) Presidente de Corporación para el Desarrollo Industrial y Económico Chile-China

Por: Qingjun Wu (Víctor) | Publicado: Martes 15 de septiembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Qingjun Wu (Víctor)

El 14 de mayo pasado el Gobierno chino planteó el concepto de “Circulación Económica Interna” para incentivar el desarrollo económico del país. Y desde esa fecha, al menos en cinco ocasiones importantes los líderes chinos han destacado esta idea.

¿Que es Circulación Económica Interna? Literalmente, la economía circula al interior del país, con un modelo de autosuficiencia. Es decir, lo que se produce en el país se queda en el mercado interno para su consumo. La ventaja de este ciclo es poder acelerar la construcción de un nuevo tipo de urbanización, incrementar el consumo en el mercado interno y reducir la dependencia de la demanda externa.

Imagen foto_00000002

Veo dos grandes razones para proponer este modelo. Primero, el proteccionismo comercial mundial ha ido en aumento y muchos países están llevando a cabo investigaciones antidumping o en nombre del antidumping, para proteger a las empresas nacionales afectadas por las exportaciones chinas; segundo, muchos países han experimentado una recesión económica por la pandemia y la demanda mundial se ha reducido considerablemente.

En cuanto a los focos de esta Circulación Económica Interna, en primer lugar, promover una estructura económica regional con ventajas complementarias y formar una distribución interna del trabajo y la especialización. China es enorme, y las diferentes provincias y ciudades tienen diferentes etapas de desarrollo económico y ventajas comparativas. En el futuro, con la ayuda de un posicionamiento diferente y la división del trabajo de las diversas aglomeraciones o “clusters” urbanos, se puede formar un mercado interno unificado y optimizado. Un segundo foco debe estar en fortalecer más el desarrollo de toda la cadena industrial, romper tecnologías claves, y promover la modernización de la cadena industrial avanzada para participar en la distribución global del trabajo con mayor valor agregado.

La circulación interna no significa cerrar las puertas ni volverse una economía planificada. Sólo una economía de mercado y abierta puede lograr la asignación óptima de recursos. Es muy importante que el mercado chino acelere su apertura al mundo exterior para atraer más capital, especialmente a la tercera industria de tecnología y servicios. En China los costos son más baratos, incluido el salario del talento de capital humano de sector TI. No todas las empresas van a dejar de fabricar en China por la presión de Washington, y todo se reducirá a un análisis de costo-beneficio, considerando que algunas ventajas que tiene China serán difíciles de encontrar en otros países.

China es el primer socio comercial de Chile, y en el complicado contexto internacional de hoy, el concepto de “Circulación Económica Interna” planteado por el Gobierno chino es quizás una oportunidad muy importante para que Chile aproveche las oportunidades que puedan surgir, a través de una mayor colaboración con su socio.

Lo más leído

DF Multimedia