Columnistas

DF Conexión a China | Comercio en China, ¿nueva etapa?

Mauricio Benítez Director Internacional BDO Chile, Líder China Desk en Chile

Por: Mauricio Benítez | Publicado: Martes 17 de marzo de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Mauricio Benítez

No había pasado mucho tiempo desde que la guerra comercial entre China y Estados Unidos se declaró terminada —con su inevitable impacto en la economía mundial—, cuando un nuevo actor desordena el tablero comercial global, haciendo volar de un manotazo todas las piezas. El nuevo escenario requiere unidad de todas las partes para poder enfrentar al sorpresivo enemigo surgido en Wuhan; no sólo unidad entre los países, sino entre áreas muy disímiles como la ciencia, la educación, la economía, el comercio y la política, entre otros.

Imagen foto_00000004

Chile, como activo partícipe del comercio global, y teniendo a China como su primero socio y principal destino de nuestras exportaciones, sufre un golpe que se agrega al del “estallido social”, que ya había significado el costo de cancelar dos cumbres internacionales (APEC y COP25) en las que el país invirtió un gran capital de trabajo y prestigio. Así quedaron en un indefinido stand-by un trabajo minucioso y una agenda lista para la firma de varios acuerdos, entre los cuales destacaban fondos de inversión chinos interesados en proyectos Fintech, agroindustria, energías renovables no convencionales, y otros.

El otro golpe ha sido de orden logístico: desde hace semanas, China no da abasto en el procesamiento de containers en sus puertos, con sus terminales y agentes de aduana a media máquina tras la pandemia mundial, generando severos problemas para mantener la cadena de frío. Este tema no sólo es relevante para la fruta chilena: en su momento, también a los exportadores de concentrados y cátodos de cobre se les pidió detener los envíos, dada la envergadura de los buques.

Era la respuesta de un país funcionando a medias, con calles vacías y donde todo se hace remotamente, sin desplazamientos a las oficinas, y pidiendo redireccionar sus envíos a otros destinos. Sin embargo, esta pandemia, pese a que se ha ido agravando en el mundo y hoy golpea a nuestro país, registra un atisbo de disminución en China, lo que da esperanzas de una mejora en el corto plazo, ya avizorando la llegada de la primavera y subidas de temperatura. Es una noticia en desarrollo, pero un indicador de que al menos en cuanto a la logística ya se experimenta una mejora y nuestro comercio vuelve a tener vida en los puertos chinos.

En esta nueva etapa 2.0 debemos aprovechar las tecnologías, con algoritmos que incorporen nueva data asociada a la pandemia mundial, y herramientas como blockchain que colaboren en su trazabilidad. En lo que respecta a la fruta, aún hay millones de cajas que deben ser embarcadas a sus destinos en el corto plazo, por lo que el nerviosismo es inevitable. Esperemos que al menos lo que va hacia China llegue a buen puerto, y que desde ahí funcione la logística interna, para que el producto logre situarse en la mesa del consumidor final.

Lo más leído

DF Multimedia