Columnistas

DF Conexión a China | Hacia el vínculo digital entre Chile y China

Juan Esteban Musalem Presidente Cámara Chileno China de Comercio, Industria y Turismo

Por: Juan Esteban Musalem | Publicado: Martes 12 de mayo de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Juan Esteban Musalem

El evidente impacto económico a escala global del coronavirus no sólo ha venido a replantear la forma en que algunos sectores enfrentan la continuidad de sus negocios, sino que también ha profundizado el desarrollo de procesos alternativos emergentes de fuerte contenido tecnológico y digital. Esta realidad cobra particular relevancia en China. Con una historia superior a las seis décadas, la Feria de Cantón se ha realizado ininterrumpidamente desde 1957, dos veces cada año, transformándose en el más certero barómetro del comercio exterior de China. Debido a la pandemia, su 127ª edición estuvo en serio peligro de no efectuarse; pero gracias precisamente a la innovación y al avance chino en materia tecnológica, el evento será lanzado en línea a mediados de junio.

Imagen foto_00000001

Según los organizadores, no se trata simplemente de replicar la tradicional feria y ponerla en Internet, sino de generar toda una estructura de exposición en línea, totalmente nueva, mediante un proceso de reingeniería informática. De ese modo, unas 25.000 empresas locales y extranjeras podrán promover sus productos en línea, con acceso a servicios de comercio electrónico y de transmisión en vivo.

En suma, nada de qué sorprenderse, porque China ha experimentado un profundo proceso de digitalización en la última década, caracterizado entre otras cosas por el uso masivo de celulares y las ventas online. En la China urbana, el dinero físico prácticamente ha desaparecido, ya que las ciudades se encuentran enteramente habilitadas para realizar pagos a través de populares aplicaciones como WeChat y Alipay.

De cara al futuro, el país asiático ya está dando los primeros pasos para ponerse a la cabeza de la economía digital, con el desarrollo de herramientas tecnológicas de punta como el Internet de las Cosas, el 5G y el Big Data. Sin ir más lejos, durante el pasado abril Beijing puso en marcha nada menos que su Red de Servicios de Blockchain (BSN, por sus siglas en inglés), plataforma que es la base de las criptomonedas y de un largo etcétera de innovadores procesos.

Por sus implicancias no sólo económicas, sino que también geopolíticas, la BSN ha sido asimilada por algunos analistas a una versión digital de la iniciativa china “Una franja, Una Ruta”, mediante la cual el país asiático busca aportar diversa infraestructura física a terceros países, tales como puertos, carreteras, líneas ferroviarias, con el objetivo de generar un desarrollo regional conjunto.

Del mismo modo, la BSN significará el despliegue de una infraestructura digital que posibilitará la trazabilidad de mercancías, recopilación y filtro de datos a gran escala, gestión de recursos públicos y de ciudades inteligentes, entre otros usos; a un costo cero o llamativamente menor a los registrados por los medios tradicionales.

Nadie podría negar entonces la proyección de un desarrollo de estas características, pues se trata de un avance monumental frente al cual ninguna nación quedará al margen. China, a pesar del coronavirus, ha demostrado tener una disciplinada coherencia en ese sentido y Chile, dentro de Latinoamérica, cuenta con las mejores condiciones para explotar esta nueva arista de vínculo bilateral, quizás la más importante de los últimos años.

Lo más leído

DF Multimedia