Columnistas

DF Conexión a China | “Lobos guerreros” de China no dan marcha atrás

TOM MITCHELL © 2021 The Financial Times Ltd.

Por: TOM MITCHELL | Publicado: Martes 13 de abril de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

TOM MITCHELL

A fines del mes pasado, la Unión Europea (UE), actuando en concierto con EEUU, Reino Unido y Canadá, impuso sanciones a cuatro desconocidos funcionarios chinos por presuntas violaciones de derechos humanos en Xinjiang, donde cientos de miles de musulmanes han sido detenidos sistemáticamente en los últimos años. China tomó represalias de inmediato, imponiendo contra-sanciones a 10 individuos europeos, incluyendo a cinco parlamentarios de la UE de cinco partidos políticos diferentes.

Imagen foto_00000003

Al hacerlo, la administración del presidente Xi Jinping amenazó con frustrar un acuerdo comercial contencioso acordado provisionalmente el año pasado entre la UE y China, a pesar de la oposición de EEUU.

El intercambio de sanciones sobre Xinjiang es sólo la última disputa diplomática en la que están envueltos los combativos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Xi, conocidos como “lobos guerreros”. Los diplomáticos chinos están batallando con países y organizaciones con los que Beijing disfrutó de relaciones relativamente buenas durante el mandato de Donald Trump. Pero no expresan ningún arrepentimiento.

“La China de hoy no es la China de 1840”, dijo la semana pasada Xu Guixiang, un alto funcionario del partido en Xinjiang. “Los días en que los chinos sufrían acoso por parte de Occidente han pasado”.

Muchos funcionarios chinos vieron los años de Trump en el cargo como una “oportunidad estratégica” sin precedentes para establecer relaciones con los frustrados aliados de Washington. Pero los analistas dijeron que, al igual que Trump, esos funcionarios también creían que el partido comunista chino podría beneficiarse a nivel nacional de las confrontaciones diplomáticas.

“El nacionalismo acalorado es bueno para fortalecer la legitimidad y la autoridad del gobierno central y de Xi”, dijo Yun Sun, un experto en política exterior china del Stimson Center en Washington.

Los diplomáticos chinos también se han enfrentado recientemente tanto con Manila — por una supuesta incursión de barcos pesqueros chinos en aguas territoriales filipinas — como con Tokio, por las preocupaciones de Japón sobre las políticas de la administración Xi en Xinjiang y Hong Kong.

La semana pasada, Wang Yi, el ministro de Relaciones Exteriores de China, le advirtió a su homólogo japonés que no se uniera a los esfuerzos de EEUU contra China. “La voluntad de una cierta superpotencia no representa a la comunidad internacional”, dijo Wang. “Como vecino, Japón debe mostrar al menos un mínimo de respeto hacia los asuntos internos de China”.

Steve Tsang, director del Instituto SOAS China en Londres, no ve un fin a estas disputas. “Xi ha dicho varias veces que los funcionarios y diplomáticos chinos deben desenvainar las espadas para defender la dignidad de China”, dijo. “Los lobos guerreros simplemente están actuando según el llamado a las armas de Xi”.

Lo más leído

DF Multimedia