Columnistas

DF Conexión a China | Qué pasa con el consumo interno chino

Gonzalo Matamala Ortiz Gerente General China & APAC, Giddings Fruit Shanghai (desde Shanghái)

Por: Gonzalo Matamala Ortiz | Publicado: Martes 13 de julio de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Gonzalo Matamala Ortiz

Existe consenso respecto de que China debe fortalecer su consumo interno para evitar colocar en riesgo la exitosa recuperación económica en la era Covid. En dicho sentido, los números muestran tendencias interesantes, producto de una profunda transformación que se está cimentando en China.

Por ejemplo, durante mayo, el indicador de ventas a nivel retail acumuló un crecimiento de 12,4%, cuando se proyectaba un 13,6%, y para el mes de junio se espera una caída, debido a los efectos de la contención del virus en el área de Cantón. Pese a esta diferencia, con respecto a las proyecciones, las ventas online experimentaron un crecimiento del 29.2%-YOY-. Estas diferencias comienzan a marcar tendencia en la transformación digital que se vive en China post COVID. Más aun, si prevalece lo anterior, es posible que durante 2021 las ventas online acumulen mas del 50% del total de las ventas retail, generando un precedente a nivel mundial respecto hacia dónde se dirige la economía.

Imagen foto_00000004

Este boom de las ventas online ha traído consigo la posibilidad de arbitraje en precios por parte de los consumidores locales, quienes hoy en día son mas sensibles a los precios, debido a la preocupación por lo que acontezca en el futuro y la proliferación de tantas plataformas de venta online.

Los grandes ganadores en este contexto han sido las marcas y productos nacionales, que han podido capitalizar el crecimiento de la venta electrónica dada su rapidez y adaptabilidad a los gustos locales, los cuales están muy influenciados por el nacionalismo existente (y que aflora aun más impulsado por los diversos logros chinos, como los 100 años del Partido Comunista, Covid First in First Out, Estación Espacial, crecimiento económico y las próximas Olimpiadas de Invierno).

De hecho, las cifras del último festival de compras realizado por JD.com evidencian que las marcas locales obtuvieron ventas superiores a las importadas por alrededor de un 4%. A nivel de cantidad de consumidores, el crecimiento fue de un 16% para las marcas locales, generando un vuelco en la tendencia que previamente existía en China. Estos números tienden a mostrar crecimientos todavía mayores en ciertas categorías como electrónica, textil y alimentos.

Esto ocurre en un mercado en que, a nivel transversal, la calidad de los productos chinos ha mejorado muchísimo, desde los arándanos hasta los celulares. Ante aquello, una vez que los consumidores prueban las versiones locales, tienden a permanecer con ellas por diversos factores, entre los cuales destacan calidad/precio, disponibilidad (fuertemente afectada por situación internacional del transporte) y adaptabilidad/velocidad.

En este contexto de profundos cambios en China en materia de consumo, debemos seguir apostando a la localización de nuestros equipos comerciales en ese país, satisfaciendo en destino la cambiante demanda local y aprovechando las condiciones de mercado producto de conflictos comerciales que siguen sin resolver.

Lo más leído

DF Multimedia