Columnistas

DF Conexión a China | Turismo rojo y otros nuevos nichos

Andrea Mella Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina

Por: Andrea Mella | Publicado: Martes 10 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Andrea Mella

Para gustos, los colores; y en temas de turismo también tenemos un sinfín de oportunidades que dependen del interés de cada viajero. Las tendencias para algunos mercados puede que para otros no lo sean tanto. Quizás el mejor ejemplo es el turismo de playa, popular en América Latina, pero no tan apetecido para el mercado chino, influenciado por un estándar de belleza enfocado en la piel blanca, que evita en lo posible exponerse al sol.

Imagen foto_00000003

Frente a estos nuevos mercados o diferentes intereses de los turistas aparecen nichos nuevos o más especializados, y en el caso chino el turismo rojo es una de las grandes “nuevas” tendencias. Básicamente el turismo rojo es el que se enfoca en lugares importantes dentro de la historia del Partido Comunista de China, especialmente los hitos importantes en sus orígenes, antes de 1949. Los íconos de este turismo son lugares relacionados con Mao Zedong, puntos de reunión del Ejército Rojo o las casas cuevas de Yan’an. Aun más interesante resulta que, en la actualidad, son los más jóvenes los interesados en este turismo, en un afán de patriotismo y aprendizaje de la historia de su país.

¿Cómo podemos aterrizar estas nuevas tendencias en nuestro país? Cuando pensamos en el mercado chino, tendemos a unificarlo y no considerar sus características particulares, o bien nos aferramos a los destinos más consolidados, como la Antártica, Rapanui o el astroturismo. Estos son nuestros grandes puntos de inicio, pero no tenemos que limitarnos solo a ellos ni tampoco a los productos estándares que estos destinos se ofrecen. Por un lado, porque son destinos mundialmente conocidos, con alta demanda y como suele suceder con destinos más populares, con una posible saturación. Por esto mismo es que resulta necesario identificar y potenciar otros destinos con una demanda más especializada, en otras palabras, comenzar a pensar nuevos productos precisamente para nuevos turistas con nuevos intereses.

¿Podríamos considerar incorporar el turismo chino en nuestra oferta considerando la historia de la comunidad china en Chile? Claro que sí, si pensamos en el proyecto de la película “El príncipe rojo”, que justamente pone en valor la participación de los chinos en la Guerra del Pacífico. ¿O podríamos pensar en aquellos puntos de colaboración como lo es la medicina china y mapuche en el sur de nuestro país? O simplemente ofrecerles un acercamiento a la naturaleza en su propio idioma. Quizás al pensarlo no resulta un motivo de viaje exclusivo para que los turistas chinos lleguen a Chile, pero sí marcará una diferencia al momento de la decisión del viaje.

¿Será posible incluir nuevos nichos como el “turismo rojo” en Chile? ¿Cuáles otros “turismos” podríamos incorporar cuando los chinos vuelvan a viajar a Chile? Cuando podamos pensar en el mercado chino como altamente dinámico y que constantemente nos sorprende con nuevas tendencias, será posible seguirles el paso y ofrecer una oferta turística lo más completa posible.

Lo más leído

DF Multimedia