Columnistas

DF Lab Transformación Digital | El momento de impulsar lugares de trabajo inteligentes

Nicolás Goldstein presidente ejecutivo de Accenture

Por: Nicolás Goldstein | Publicado: Miércoles 11 de noviembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Nicolás Goldstein

Puede parecer una época extraña para hablar de "lugares de trabajo" dada la fuerza laboral remota de hoy en día y las interrupciones de trabajo causadas por la pandemia. Sin embargo, es el momento ideal para que las empresas empiecen a planificar formas de rediseñar y mejorar sus instalaciones físicas de oficina. Además de la salud y el bienestar de sus empleados, las organizaciones deberían considerar cómo pueden utilizar la tecnología de manera más eficaz para diseñar nuevos espacios de trabajo.

Imagen foto_00000001

Para llevar a cabo con éxito este cambio en términos de experiencia de los empleados y de reducción del espacio (y ahorro de costos) se requiere de una tecnología de apoyo fácil de usar. Esta tecnología irá junto con los procesos y sistemas que pueden permitir una mayor la eficiencia en el uso del tiempo de las personas, así como el uso del espacio. Los sistemas de reserva de espacio para salas y espacios de trabajo con detección de la ocupación en tiempo real permitirán a los trabajadores basados en la actividad (los que elijan entre una variedad de entornos según la naturaleza de lo que estén haciendo) asegurar el espacio antes de llegar a la oficina, así como liberar espacio automáticamente si no se reclama.

Existen abundantes ejemplos de innovación en la esfera de la optimización del lugar de trabajo. Pero en general, esas innovaciones se han desarrollado en silos como logros principalmente tecnológicos. Lo que realmente se necesita es un enfoque más holístico para crear un lugar de trabajo inteligente, uno con tecnologías que funcionen como la gente trabaja. Un lugar de trabajo de este tipo integra tecnologías centradas en las personas y en su forma de trabajar, como sensores, cámaras, sistemas de programación y reserva, señalización digital, iluminación conectada y sistemas de audio y videoconferencia.

Ya sea que se trate de construir una nueva oficina de última generación, renovar una planta existente, resolver problemas de disponibilidad de salas de reuniones o recopilar datos precisos sobre la utilización del espacio, un lugar de trabajo inteligente puede mejorar la experiencia de los trabajadores y los invitados, al tiempo que mejora las operaciones.

Aumentar la productividad

El lugar de trabajo inteligente tiene el poder de mejorar múltiples medidas de rendimiento, desde los beneficios tangibles como la productividad o la utilización de bienes inmuebles hasta los intangibles como la satisfacción y el compromiso de los empleados.

Al comenzar por las personas -quiénes son y qué están haciendo dentro de su espacio de trabajo- los sistemas y tecnologías pueden integrarse a su alrededor para ayudar, en lugar de obstaculizar, sus flujos de trabajo diarios. Los empleados pueden participar más y ser más productivos, y al mismo tiempo permitir que las organizaciones obtengan datos y conocimientos previamente inaccesibles, para tomar mejores decisiones informadas ahora y en el futuro.

El COVID-19 se ha convertido en una oportunidad de transformación para las empresas. Y el lugar de trabajo no es la excepción. El momento para las organizaciones de avanzar en su planificación del futuro es ahora.

Lo más leído

DF Multimedia