Columnistas

DF Lab | Transformación Digital | La ciberseguridad es un desafío cultural, organizacional y tecnológico

Excequiel Matamala, Director del Centro de Ciberseguridad de la ACTI

Por: Excequiel Matamala | Publicado: Miércoles 14 de octubre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Excequiel Matamala

Las múltiples brechas e incidentes de seguridad digital que han afectado al país en el último tiempo nos hablan de una amenaza que afecta indistintamente a todos los sectores. Nadie está a salvo y ya es un hecho indiscutible: cada vez más Chile está en la mira de los ciberatacantes.

Los casos que se han conocido en sectores como telecomunicaciones, financiero, salud, alimentos e industria siderúrgica, entre otros, son un claro indicador del riesgo al que empresas y organizaciones están expuestas. Y el que 4 instituciones financieras se hayan visto comprometidas en los últimos años, nos dice que algo no estamos haciendo bien.

Imagen foto_00000004

Por su esencia tecnológica, transfronteriza y sus características de crimen organizado, combatir el cibercrimen exige articular estratégicamente múltiples dimensiones, tales como: desarrollo de cultura y capital humano, actualización legislativa e institucional,

fortalecer el sistema de justicia (magistraturas, fiscalía y policías), así como la cooperación local e internacional, y buscar la manera de protegerse y de recuperarse ante incidentes.

La alta dirección de empresas e instituciones públicas debe ocuparse del ciberriesgo como factor gravitante tanto para la protección de los activos digitales del negocio, como para asegurar la continuidad operacional y el éxito y subsistencia de sus organizaciones.

Hoy más que nunca es fundamental entender que la ciberseguridad es un desafío tanto cultural y organizacional, como tecnológico. El éxito se jugará en el factor humano y las empresas deben enfocar sus esfuerzos en concientizar y preparar a las personas constantemente.

Es de vital importancia que el Estado también escuche este llamado y , por ejemplo, además de ocuparse de la ciberprotección de sus estamentos o en campañas de difusión a la población, también promueva el desarrollo de una industria nacional de ciberseguridad que ayude a transitar a la economía digital y aporte a la recuperación post crisis.

El fin, en este caso, es generar condiciones para posibilitar la exportación de servicios globales e impulsar una política de reconversión económica y laboral que se adapte a la nueva economía, buscando mejorar los índices de empleo e impactar positivamente en el crecimiento económico futuro del país.

Lo más leído

DF Multimedia