Columnistas

DF Tax | Brindo por las pérdidas y remuneraciones digitales

Andrés Isla, socio de Cumplimiento Tributario de EY.

Por: Andrés Isla | Publicado: Jueves 29 de abril de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Andrés Isla

Este comienzo de año no ha sido el mismo como los que he vivido en los últimos veintitantos años. Estamos enfrentando una nueva Operación Renta y también una modernización rotunda de los impuestos. Los que ejercemos la práctica en materia tributaria desde hace algún tiempo hemos sido testigos y, a la vez, hemos recorrido la evolución de los impuestos a nivel local y mundial. El denominador común que se acrecentó con la pandemia sanitaria y el trabajo a distancia es, sin duda, la digitalización de la práctica tributaria, en nuestra liga local y mundial a la vez, sobre todo, en lo que es el cumplimiento tributario.

Imagen foto_00000005

Por una parte, están mis queridas pérdidas tributarias, que a través de los años, asesores y fiscalizadores las han mirado hasta por debajo de la almohada para encontrar algún argumento para su cuestionamiento, negándose a morir en esta batalla que libra junto a la norma tributaria y también con sus efectos en los estados financieros. Pues bien, quiero decirles a mis queridas pérdidas tributarias que siguen más vigentes que nunca, ya que la autoridad tributaria, en el mes de marzo, ha sacado pronunciamientos que las permiten seguir con vida digitalmente, guardando facturas y otros respaldos en la nube, incluso en los procesos de fiscalización estos documentos digitalizados sirven para acreditar las siempre sabrosas pérdidas, además, nos permiten destruirlos físicamente, siempre que se conserve la versión digital.

Por otra parte, está el emblemático libro de remuneraciones, aquel registro básico oficial, que viene desde muchos años viviendo en nuestra comunidad de negocios y que en este transitar de largos periodos, se niega a morir y que también la tecnología no lo quiere dejar en el olvido, puesto que, en un esfuerzo conjunto con la Dirección del Trabajo, durante marzo, la autoridad tributaria lo lanzó electrónicamente, dando un paso gigante y manteniéndose aún más vigente que nunca en esta era jamás pensada y permitiendo que este libro digital sirva de respaldo para rebajar el gasto de la base imponible de primera categoría

Cuando uno mira hacia atrás y se da cuenta que prácticas o conceptos esenciales que hoy nos acompañan en el ejercicio de la profesión, se van actualizando y en este caso particular, digitalizando, se da cuenta que, en su origen estuvieron muy bien diseñados, por eso vale la pena hacer un brindis por las pérdidas y remuneraciones que hoy están más vivas que nunca en la era digital.

Lo más leído

DF Multimedia