Columnistas

DF Tax | La creatividad en tiempos de crisis

Bárbara Neyra, socia de Schwencke & Cía.

Por: Bárbara Neyra | Publicado: Jueves 13 de agosto de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Bárbara Neyra

Claramente nos encontramos en crisis, no sólo a nivel sanitario, producto de la pandemia por el Covid-19 que nos afecta, sino que también estamos atravesando una crisis social, iniciada en octubre pasado, una crisis financiera producto del confinamiento y cuarentenas derivadas de la crisis sanitaria, a lo cual se ha sumado en el último tiempo una crisis de confianza y, lo más grave, una crisis de institucionalidad.

Imagen foto_00000003

Lo anterior ha permitido aflorar la creatividad de múltiples actores, especialmente en el ámbito legislativo, donde por medio de proyectos ingresados bajo título de reforma constitucional se pretende regular materias que, bajo la actual constitución, son materias de ley.

Es cierto que existen temas que requieren una solución urgente y efectiva, pero esta creatividad ¿ha sido efectiva?; y ¿cómo nos ha afectado en materia de impuestos?

Analicemos en primer término el proyecto de retiro del 10% de los fondos de pensiones. Claramente esto va a representar ingresos inmediatos para una serie de familias y personas que en estos momentos no se han visto beneficiados por los bonos y ayudas otorgadas por el Ejecutivo, pero tal cual como se aprobó la norma, sin restricciones de ninguna especie, se traduce en un proyecto profundamente regresivo.

Regresivo, porque en primer término se considera que el retiro de estos fondos no constituye renta; siendo que no pagaron impuestos al momento de ser destinados al fondo de pensiones, beneficiando en consecuencia a aquellos con más altos ingresos y que rebajaron el tope legal al momento de pagar sus impuestos mensuales.

En segundo término, la norma tampoco establece limitaciones o control alguno respecto al uso de estos fondos o acreditación de baja de ingresos que permita o habilite su retiro para hacer frente a la actual situación económica (espíritu de la norma que se lee en la moción con la cual fue presentada y los argumentos dados por los senadores y diputados que la aprobaron), permitiendo de esta forma que personas que no han visto mermados sus ingresos puedan nuevamente ingresar estos fondos retirados al sistema bajo mecanismo de APV, optando por una devolución de impuestos.

Por último, la baja o merma en un sistema de pensiones en agonía tampoco es tratada en esta norma, porque se entiende que esto será "solucionado" en una posterior reforma al sistema.

Claramente en este caso la creatividad fomentada por la crisis, más allá de las buenas intenciones, deja de manifiesto que normas aprobadas sin mayor revisión y con sesgos ideológicos terminan, al final, siendo regresivas y beneficiando a aquellos a quienes no estaban destinadas.

Y ejemplos de creatividad en discusión en el Congreso aún existen, como el reciente proyecto de modificación constitucional que establece un impuesto único al patrimonio.

En este caso, en un único artículo se pretende que las personas con un "patrimonio bruto" igual o superior a 22 millones de dólares deban pagar un impuesto del 2,5% de éste, determinado al 31 de diciembre de 2019, dando un plazo de 30 días para su pago una vez publicada esta reforma constitucional.

Claramente en este caso la creatividad presenta serias deficiencias a nivel de técnica legislativa. Por ejemplo, ¿qué se entiende por "patrimonio bruto"? ¿Sólo los activos? Si es así, no es patrimonio, ya que considera sólo los bienes y no los pasivos del sujeto obligado al pago de este impuesto; ¿cómo se valoriza este "patrimonio bruto", cuyo concepto tampoco establece la norma? ¿Queda al arbitrio de cada cual? ¿Valor de adquisición? ¿Costo tributario? ¿Valor de mercado? Y en caso que sea valor de mercado, ¿quién lo determina, cómo, a qué fecha?

Más allá del trasfondo ideológico de este proyecto, y de las serias fallas a nivel de técnica legislativa que presenta, estos hechos no pueden desconocerse en la discusión del proyecto, así como la realidad comparada, donde existen variados ejemplos de jurisdicciones en todo el mundo que han debido dar pie atrás a iniciativas que gravan el patrimonio, por la fuga de recursos que esto ha traído aparejado.

Finalmente, detrás de toda queda la duda de si realmente es creatividad o bien intentos de forzar la muerte de un sistema ya colapsado, disfrazados de creatividad en tiempos de crisis.

Lo más leído

DF Multimedia