Columnistas

DF Tax | La importancia de la carga excesiva de los impuestos en la asignación eficiente de recursos públicos

José Yáñez, director académico del CET de la U. de Chile

Por: José Yáñez | Publicado: Jueves 23 de septiembre de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

José Yáñez

Como se sabe, los impuestos se utilizan para recaudar ingresos que financiarán proyectos de gasto público, lo que se traduce en bienestar para la sociedad. Esto es importante cuando los países discuten reformas tributarias, que ayuden a generar más ingresos para los gobiernos.

Sin embargo, los impuestos no son una fuente de financiamiento gratis. Estos producen variados tipos de costos, incluyendo la misma recaudación, más varios costos indirectos, como los costos de administración del sistema tributario; los costos de recaudar y fiscalizar los impuestos; los costos de cumplimiento de los impuestos; los costos de generar y mantener la información para declarar los impuestos; el costo de cambiar las normas legales que regulan los impuestos; los costos que producen las reformas y las modificaciones tributarias; el costo de la pérdida de eficiencia o la carga excesiva que producen los impuestos, entre otros. En términos prácticos, esto quiere decir que un peso adicional de gasto público financiado con impuestos tiene un costo para el contribuyente de más de un peso.

Imagen foto_00000006

Para calcular el costo marginal de los fondos públicos (tributarios) que financian el gasto público, se debe considerar la medición de los costos directos e indirectos de la tributación. Un costo indirecto muy importante, debido a su alto costo y pérdida de eficiencia, es la carga excesiva que produce cualquier tipo de impuesto. Esta surge por la distorsión que generan los impuestos en los precios de mercado que pagan las personas y empresas, induciéndolos a cambiar sus decisiones de consumo y producción. En general, los impuestos aumentan los precios que pagan los consumidores y disminuyen los precios que reciben los productores en el mercado.

No obstante, la medición de la carga excesiva de los impuestos no es un trabajo simple de hacer. En el caso de Chile, hay un estudio de Harrison, Rutherford y Tarr (1997), que estima la carga excesiva del IVA en 7,6%, o sea por cada $ 1.000 de ingresos tributarios adicionales obtenidos por un aumento en la recaudación de este impuesto, los contribuyentes tuvieron una pérdida de ingreso igual a los $ 1.000 pagados al gobierno más $ 76 de carga excesiva.

Sobre la estimación del costo marginal de los fondos públicos, hay un estudio de Barrios, Pycroft y Saveyn (2013) que considera el impuesto al trabajo en la Unión Europea. El costo marginal calculado fue de 1,90 euros, o sea por cada euro de impuesto recaudado se incurrió en un costo adicional de 90 centavos de euro (incluye la carga excesiva más los otros costos indirectos). Las estimaciones realizadas para otros impuestos resultaron menores y en otros casos mayores que este valor.

Con esta información, es posible estimar cuáles son los impuestos que tienen un mayor o menor costo marginal. Y así recomendar, como una buena política tributaria, la utilización de aquellos impuestos que tienen un menor costo marginal de fondos públicos, para aumentar la recaudación o sustituir (total o parcialmente) un impuesto que produce un costo marginal muy alto.

Por lo tanto, resulta fundamental conocer los costos que generan los impuestos. Esto ayuda a desarrollar sistemas de tributación óptima, que integren tasas impositivas que minimicen la pérdida de eficiencia o carga excesiva de los impuestos; permite determinar el tamaño óptimo del gasto del presupuesto público, teniendo claro que existe una cota superior, que no justifica cualquier costo de gasto público o tamaño del Presupuesto del sector público y, por ende, conocer el valor real de financiar con tributación los proyectos de gasto público.

Es importante tener presente que una asignación de recursos socialmente correcta de los proyectos públicos debería demostrar siempre que maximizar el bienestar de todos requiere que los beneficios totales generados por cada proyecto superen los costos totales del financiamiento, vía tributación.

Quienes están a cargo de las políticas públicas deben realizar el máximo esfuerzo por asignar de manera más eficiente los recursos, que es un tema de gran interés social para todos los habitantes del país.

Lo más leído

DF Multimedia