×
Columnistas

DF Tax | Muerte de acciones crías desincentivará capitalización de utilidades

Arturo Garnham, socio de Garnham Abogados

Por: Arturo Garnham | Publicado: Jueves 5 de septiembre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Arturo Garnham

Las últimas indicaciones hechas al proyecto de reforma tributaria contemplan una modificación al tratamiento de las acciones totalmente liberadas de pago, comúnmente conocidas como "crías".

Este tipo de acciones son aquellas que una sociedad emite al capitalizar sus utilidades o fondos acumulados, con el propósito de aumentar su respaldo financiero. Al no implicar una nueva inversión por parte de los accionistas de las acciones originales o "madres", la teoría económica y criterios de política tributaria básica, tanto en Chile como en el extranjero, establecen desde hace casi un siglo, que éstas no constituyen renta para el accionista que las recibe.

Imagen foto_00000006

Hace pocos años, la gran reforma de Bachelet (Ley 20.780) intentó modificar esto, eliminando el ingreso no constitutivo de renta asociado a las crías, lo que afortunadamente no alcanzó a causar perjuicios, ya que rápidamente se echó pie atrás mediante la "Simplificación" (Ley 20.899).

Hoy nuevamente tenemos un ataque frontal a las crías. Ahora disponiendo que estas acciones no tendrán valor de adquisición alguno para efectos de determinar la utilidad que se genere en su enajenación futura.

La norma actual señala que al momento de la enajenación se debe distribuir proporcionalmente el costo de las acciones madres con las crías, quedando ambas con un mismo valor de adquisición. A pesar de que esta norma nunca ha ocasionado problemas, hoy se pretende modificar, lo que implicará un gran dolor de cabeza para accionistas y sociedades, y generará mayor incertidumbre en las decisiones de inversión.

De prosperar esta propuesta, un accionista al momento de querer enajenar sus acciones podría decidir vender solo aquellas "madre" que tienen costo y no las "crías", que no tendrían costo y de este modo, postergar el pago de impuestos respecto de ellas.

Por otra parte, esta modificación no podría aplicarse en el caso de que una sociedad que emite acciones crías quiera transformarse en una sociedad de responsabilidad limitada, en la que no hay acciones sino solo derechos, indistinguibles entre sí. En este caso, ¿cómo se va a calcular el costo de los derechos provenientes de acciones con costo y sin costo?

¿Vamos a modificar también el Código del Comercio y la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada? ¿O bien, volveremos a la dicotomía de tener distinto tratamiento tributario entre acciones y derechos sociales? ¿Queremos resolver esto por vía administrativa, a través de Circulares u oficios "con fuerza de ley"?

Esta modificación complejiza nuestro sistema tributario, que hoy tiene un tratamiento simple, claro y correctamente regulado para las acciones crías.

Por si lo anterior fuera poco, la indicación establece que las crías emitidas por sociedades anónimas abiertas no estarán exentas del impuesto a la ganancia de capital del Artículo 107 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, con lo que la emisión de este tipo de acciones generará un perjuicio tributario evidente para los accionistas.

De este modo, esta modificación genera un desincentivo importante a la capitalización de las empresas chilenas abiertas en bolsa.

Es evidente que se trata de una propuesta equivocada, tanto en sus fundamentos económicos como tributarios que, de aprobarse, generará efectos indeseados importantes para nuestro sistema tributario, pero también para nuestra regulación societaria y para la capitalización de las sociedades abiertas en bolsa.

Lo más leído