×
Columnistas

DF Tax | Perdonazo tributario: A falta de pan

Luis Felipe Ocampo, socio de Recabarren y Asociados

Por: Luis Felipe Ocampo | Publicado: Jueves 3 de octubre de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Luis Felipe Ocampo

Al iniciarse las Fiestas Patrias, el Ministerio de Hacienda hizo el siempre esperado anuncio: condonación de intereses y multas para impuestos adeudados. Toda la vida es bien recibido que el Fisco haga un perdonazo para ponerse al día; y varios lo rechazan diciendo que es injusto, y un estímulo a no cumplir correctamente los deberes tributarios.

Imagen foto_00000004

Lejos de aquellas clásicas reacciones, hay aspectos que resaltar. Primero, estimaciones de crecimiento económico poco optimistas; incertidumbre por cambios legales elaborados con más velocidad que meditación, sacados adelante con tiras y aflojas en la Cámara de Diputados, que los llevan a convertirse en un nuevo parche, y cuyo trámite en el Senado produce tantas dudas como en su comienzo, hacen manifiesto que el Fisco necesite recurrir a este clásico mecanismo, para recaudar más.

Por otro lado, la facultad general y particular de condonar que la ley entrega al SII y Tesorería, es la corrección fáctica de una norma legal que por necesidad sistémica se mantiene vigente; en septiembre de 2012 el Tribunal Constitucional la declaró contraria a la Carta Fundamental, ya que la tasa de interés de 1,5% mensual que el artículo 53 del Código Tributario establece además del recargo por IPC, contraviene normas esenciales. Pero, como buen país creyente, debemos agradecer a Dios porque no hace tantos años, ella era de 2,5%, vale decir 30% anual, y hoy sólo es de 18%.

Así las cosas, iniciativas como las anunciadas contribuyen al relajo nacional, ayudan al Fisco y a los sufridos contribuyentes, y por tanto las aplaudimos. Lo malo es que esas medidas operan igual que el anuncio caminero que nos advierte "pavimento en mal estado próximos 50 kilómetros".

Efectivamente, es un paliativo general pues al final no ayudará a crecer económicamente; no hará PYMES más sólidas; no habrá más empleos de buena calidad para chilenos y también inmigrantes; el interés mensual seguirá siendo desincentivador para cumplir las obligaciones tributarias cuando dificultades impidan pagar los impuestos a tiempo, y todos seguiremos esperando el próximo perdonazo. A cambio, el Fisco contará con más dinero transitoriamente, las entidades tributarias anunciarán mejores cifras de cumplimiento y lograrán sus metas.

En resumen, no se ha mejorado el sistema tributario ni se han solucionado los problemas regulatorios que lo vienen aquejando, pero dará a los contribuyentes la gratificante sensación de estar algo desahogados por un tiempo.

A falta de pan, buenas son las tortas, como desde niños hemos escuchado decir.

Lo más leído