Columnistas

DF Tax | Pymes: ¿cómo sortear etapas de menor actividad?

Wladimir Santana, co-founder & gerente general de Compite

Por: Wladimir Santana | Publicado: Jueves 16 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Wladimir Santana

A raíz de la situación que vive el país, nos encontramos frente a un período de desaceleración económica, donde ya se han observado y se esperan bajas en los niveles de venta y de producción. Esto, sin duda, afecta a una gran cantidad de empresas, especialmente las micros, pequeñas y medianas, que cuentan con menos recursos para sortear los períodos de menor actividad. Asimismo, genera un considerable nivel de incertidumbre en los empresarios mipyme respecto de la sustentabilidad y futuro de sus empresas.

Imagen foto_00000005Ante este escenario, se debe seguir una estrategia de "supervivencia" donde es importante reaccionar al nuevo panorama de forma rápida y eficaz. Esto implica economizar en costos, enfocar el modelo de negocios en las actividades más rentables y preservar el capital, evitando riesgos no calculados. Esto permite que las empresas tengan recursos para una futura fase de recuperación.

Recientemente, se ha despachado un proyecto de ley que contempla una serie de medidas tributarias y de acceso a financiamiento en beneficio de las mipymes, entre las que figura la postergación y facilidades para el pago del IVA y de patentes municipales y un nuevo régimen especial de donaciones. Estas iniciativas deben seguir el aparato público para facilitar la supervivencia de las empresas. Sin embargo, desde el punto de vista del empresario, deben insertarse en un contexto adecuado de gestión financiera, acorde a la situación de cada empresa.

No es inusual encontrarse con empresas que viven estresadas por su flujo, "corriendo" permanentemente para cumplir con sus obligaciones financieras. Tener una baja disponibilidad de capital de trabajo, flujos irregulares y baja efectividad en cobranza impiden al dueño o gerente de la empresa pensar en términos más estratégicos, con miras a la sostenibilidad del negocio en el tiempo. Es por esto que para las mipymes es muy importante cuidar y proyectar su flujo de caja, construirlo a 6 meses con todos los egresos futuros, considerando ingresos y ventas de forma conservadora, para ver cómo se comportará la caja del negocio y qué decisiones debemos tomar en el corto plazo.

¿Qué hacer si el flujo de caja proyectado es negativo? Entre otras tareas, la empresa debe disminuir gastos -eliminando activos que son prescindibles– negociar con proveedores para conseguir mayores plazos de pago, o con clientes para adelantar la cobranza, y, por supuesto, aprovechar los apoyos que el Estado pone a disposición. Para esto último, es importante que las empresas consulten a su contador sobre las condiciones específicas. Es clave tener un buen acompañamiento y buenas recomendaciones para no tomar decisiones sin buena información.

Con todo, el principal desafío que hoy enfrentan las empresas es sortear esta etapa de menor actividad sin perder la capacidad de recuperación futura, mitigando lo más posible las pérdidas en ventas y en capacidad de producción, sin evaporar el patrimonio de los dueños a la vez de cuidar el empleo y la productividad y seguridad del personal. Esto requiere del esfuerzo y voluntad de todos: sector público, instituciones privadas y ciudadanía.

Lo más leído

DF Multimedia