Columnistas

DF Tax | ¿Qué falta para que hoy las Pymes hagan un mayor uso de la Ley de I+D?

Patricio Jarpa, gerente general de Nanotec Chile.

Por: Patricio Jarpa | Publicado: Jueves 29 de julio de 2021 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Patricio Jarpa

La Ley de I+D es una herramienta extraordinaria que establece incentivos tributarios con hasta un 35% sobre gastos en investigación y desarrollo. Adicionalmente, es un fácil mecanismo de uso: es decir, fácil de acceder, fácil de postular y de rápida respuesta. La pregunta es: ¿por qué en la actualidad no se usa más, especialmente, en las Pymes?

Imagen foto_00000006

Aunque este instrumento parece una excelente opción para una Pyme, debe estar alineada con la realidad, ya que el uso de esta herramienta es como indica: para investigación y desarrollo. Pero son pocas las empresarias o empresarios Pyme que están hoy pensando en I+D. Las prioridades son otras: pagar deudas, proveedores, arriendos, cuentas, créditos, empleados, etcétera. Existe una extrecha correlación entre la salud de la economía, con la salud de los microempresarios y el I+D.

Otra correlación Pyme con el I+D es la salud propia de los microempresarios bajo el escenario político. La incertidumbre no les permite dormir, difícilmente les permitirá realizar I+D y muy poco ayudan algunas propuestas que tienden a no comprender lo relevante de las Pymes y lo sensible que es la pequeña y mediana empresa, por ejemplo, a un alza en los salarios con efecto en el empleo (sobre todo juvenil) y a un posible aumento de precios de productos y servicios.

Por último, tenemos una deuda con las Pymes que las correlaciona con la educación. En Chile el porcentaje de microempresarias y microempresarios entre 24 y 65 años que terminó la enseñanza media es sólo el 65%. Países escandinavos alcanzan más del 80%. Además, en Chile tenemos poco personal calificado y científico, cerca de 1 por cada 1000 empleos. Para realizar I+D se requiere de personal muy calificado, no es suficiente ofrecer o traer nuevas tecnologías si no tenemos realmente personal preparado y dispuesto.

Si consideramos estas tres correlaciones para hacer I+D en las Pymes (realidad de las prioridades inmediatas, incertidumbre política y educación) las herramientas como la Ley de I+D pasan a ser dificultosas y en parte son el resultado de nuestro pobre y arrastrado 0,36% del PIB en I+D.

Hoy y ahora debe existir un mayor apoyo irrestricto a la Pyme, con garantías reales e inmediatas, proyecciones con un horizonte mínimo de aquí a 3 años y un fuerte foco en la capacitación.

Lo más leído

DF Multimedia