Columnistas

DF Tax | Si queremos cambios partamos por educar en I+D

Pilar Cabello, directora de Auditoría de Cabello Abogados.

Por: Pilar Cabello | Publicado: Jueves 23 de enero de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Pilar Cabello

Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes, trató de enseñarnos Albert Einstein. Sin embargo, en la década pasada el presupuesto del Gobierno Central en Chile en CTI (los diferentes gobiernos que tuvimos) ha sido casi el mismo, no ha representado más del 0,40% del PIB, y de este un promedio de 30% estuvo destinado a programas I+D. Al revisar distintos datos del desarrollo de nuestro país en materias de I+D podemos darnos cuenta de que queda un gran camino por recorrer, estamos muy lejos de los países desarrollados. Además, existe una centralización en ciertas empresas y rubros que realizan estos proyectos, como en la minería, importante claro, pero nuestro país es mucho más.

Imagen foto_00000004

Existe un reconocimiento a nivel global de que la ciencia y la innovación mejoran la productividad, y esto permite el crecimiento. A lo anterior, hay que mencionar que estamos todos de acuerdo que existen en nuestro país tremendas oportunidades y muchos talentos innovadores. Sin embargo, falta tanto en lo público como en lo privado que se desarrollen más proyectos I+D.

Por estos días se está desarrollando un importante evento de divulgación científica e innovación en nuestro país, Congreso Futuro, el cual afortunadamente está viajando a diversas regiones dando la oportunidad de descentralizar y acercar la ciencia a varios más en Chile, y está llamando a empoderarse a los chilenos de la innovación.

¿Pero por qué estamos detenidos? ¿Por qué las empresas no postulan? O si lo hacen, ¿no lo desarrollan o lo pierden? Existen diferentes desarrollos en el transcurso de los años como leyes especiales, mejoras tributarias, fomento, pero aun así  no avanzamos.

Hoy en nuestro país estos proyectos están radicados en distintos estamentos (Ministerio de: Economía, Educación, Ciencia, Agricultura, otros) y la postulación que deben realizar las empresas a los organismos que desarrollan estos programas contiene muchos requisitos que a veces no son comprendidos y quienes postulan cometen errores y finalmente no se los adjudican teniendo probablemente un gran proyecto I+D.

Desde el 2008 existe una Ley que otorga beneficios tributarios a entidades que lleven a cabo iniciativas I+D, que es bastante mejor que en otros países. Sin embargo, pocos utilizan estos beneficios, algunos por desconocimiento, otros porque la actual normativa presenta dificultades administrativas al momento de utilizar el beneficio que implica mayores costos con el consecuente desincentivo a la hora de utilizarlo. Incluso algunos no la ocupan por temor, por cualquier error que se pueda cometer.

Existen entonces personas innovadoras, fondos públicos para innovar, beneficios tributarios para innovar, necesidad de innovar, ganas de innovar, talento para innovar... ¿Qué debemos hacer entonces para generar una rueda gigante que nos permita apalancar en la innovación y desarrollo y cambiar y movernos?

Primero aumentar el presupuesto, segundo "acercar" a todos el I+D, educar en I+D, crear una cultura, pero en especial "facilitar y fomentar" y de a poco se comenzará a mover. Pero se necesita el impulso y un buen engranaje a través de políticas públicas coordinadas que aúnen criterios. Comunicación efectiva. Capacitación, enseñando cómo alinear la estrategia con los objetivos, cómo gestionar el tiempo, los equipos, los presupuestos, las expectativas, entre otros. En definitiva, disminuir las incertidumbres, sean técnicas, comerciales, culturales o económicas, que permitan eliminar lo que a veces paraliza, el "terror a equivocarse" tanto en el mundo privado como en el público.

Lo más leído

DF Multimedia