Columnistas

Economía circular: buena para el planeta y para el bolsillo

Harman Idema Embajador de los Países Bajos Eija Rotinen Embajadora De Finlandia Mark Richardson Chargé d’affaires, Embajada de Canadá

Por: Harman Idema, Eija Rotinen y Mark Richardson | Publicado: Miércoles 30 de septiembre de 2020 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Compartir

Harman Idema, Eija Rotinen y Mark Richardson

La pandemia del Covid-19 nos presenta un desafío global extraordinario. Ha causado una recesión económica mundial y el suministro de materias primas y productos ha sido afectado. Hemos experimentado cambios en nuestras costumbres de consumo y formas de desplazarnos, estamos más conscientes del mundo en que vivimos y de los impactos del cambio climático, y hemos escuchado los llamados a no volver a la situación anterior, sino que a optar por una recuperación verde. Para repensar nuestra forma de producir, de consumir y de hacer negocios, la economía circular es clave.

Imagen foto_00000002

La experiencia muestra que este nuevo modelo de negocio, además de ayudar a mitigar los impactos del cambio climático, también es económicamente convincente. Usar menos materias primas y energía ahorra costos de suministro y generar menos residuos baja el costo de su reducción final así como de las emisiones de gases de efecto invernadero. Muchas iniciativas del tipo start-up y de gran escala vienen del sector privado. Por ejemplo, una solución implementada en el aeropuerto de Amsterdam por la empresa holandesa Signify, ofrece iluminación como un servicio en vez de un producto, lo que ahorra costos de mantención y de reemplazo para el usuario e incentiva a la empresa a ser eficiente y sustentable.

Para cambiar a un modelo de negocio circular hay que pasar por la cadena de valor completa, que hoy son casi todas internacionales. Para enfrentar este desafío global y asegurar progreso en los Objetivos de Desarrollo Sostenible necesitamos soluciones innovadoras y compromisos de todos los sectores. La cooperación entre países es clave. El Foro Mundial de Economía Circular, WCEF (World Circular Economy Forum), una iniciativa global de Finlandia y el Fondo de Innovación finlandés, Sitra, donde colaboran Canadá y los Países Bajos, reúne a líderes empresariales, legisladores y expertos internacionales para presentar sus mejores prácticas en economía circular. El WCEFonline tiene lugar esta semana y será seguido por un WCEF físico en los Países Bajos en abril de 2021 y por el WCEF anual en Canadá, en septiembre de 2021.

Entre Canadá, Finlandia, los Países Bajos y Chile existe un compromiso compartido y cooperación con la economía circular. Por ejemplo, en relación al desarrollo de la hoja de ruta de Economía Circular del Ministerio de Medio Ambiente chileno. La inversión en financiamiento climático de Canadá respalda la implementación del Programa Reciclo Orgánicos en Chile para brindar asistencia técnica y financiera con tecnologías que reducen las emisiones de gases efecto invernadero del sector de desechos y desarrollan la capacidad institucional en municipios. Se enmarca en el Acuerdo de Cooperación Ambiental Canadá-Chile y es ejecutado por Arcadis Canada, parte del holding holandés Arcadis. Otro ejemplo es la empresa finlandesa KPA Unicon que con la participación de instituciones chilenas y finlandesas buscan implementar un sistema de calefacción distrital para un Campus Universitario en el sur de Chile. Esto traerá una solución de largo plazo y de eficiencia energética que enfatiza los beneficios de la calefacción distrital a base de biomasa, un desecho de la producción forestal local, creando un ciclo económico circular.

La economía circular constituye un cambio de perspectiva profundo y tiene un potencial enorme para beneficiarnos a todos, incluyendo a nuestro propio bolsillo. Con una buena cooperación, juntos podemos construir economías más limpias y competitivas.

Lo más leído

DF Multimedia