×
Columnistas

El Ombudsman tributario

Cristian Blanche, Socio Tax Advisors

Por: Cristian Blanche | Publicado: Jueves 7 de febrero de 2019 a las 04:00 hrs.
  • T+
  • T-

Cristian Blanche

El ejecutivo ha propuesto la creación de la Defensoría de los Derechos de los Contribuyentes (DEDECON), tomando la idea de la PRODECON, que ha sido tan exitosa en México. No cabe la menor duda que este es uno de los grandes aciertos del proyecto de Modernización Tributaria.

Así como Bachelet, en su primer gobierno, creó los Tribunales Tributarios y Aduaneros (TTA), el actual gobierno consagra un cambio de paradigma en la relación tributaria, de estar subordinados a los dictados del Príncipe, a una relación de colaboración y transparencia entre el contribuyente y la autoridad. Durante el siglo XX, el Ombudsman Tributario se difundió en Europa, América, África y Asia.

Imagen foto_00000001

Parece curioso que en Chile tengamos instituciones del Estado para defender distintas y nobles causas, pero no exista la defensa para aquel que financia gran parte de la estructura estatal. El Defensor (Ombudsman) nace como una necesidad de canalizar el desconcierto y dar amparo a la rabia que produce en el contribuyente, el enfrentarse ante la negativa de los agentes del Estado, aun cumpliendo con las normas legales y administrativas vigentes. La correcta información y aplicación de las normas tributarias es un derecho básico de los ciudadanos, ya que ello evita incurrir en infracciones civiles o penales, como acceder a mecanismos de ahorro tributario que le otorga la denominada economía de opción.

En consecuencia, es fundamental para el desarrollo de nuestro país la creación de la DEDECON, facultándola para litigar en defensa de las personas de escasos recursos económicos, tanto administrativa como judicialmente, dándole independencia del ejecutivo, con presencia regional, y con competencia para resolver asuntos de tributación interna y externa, de tesorería y municipales.

Si bien al principio hubo críticas fundadas, por la facultad que otorga el proyecto de ley al ejecutivo de traspasar funcionarios del SII y los TTA a la DEDECON, despejado este asunto con Hacienda existe bastante consenso en la necesidad e importancia de su creación. Esta institución favorece especialmente a las PYMES, por lo que no es raro que sean su principal promotor. Un estudio reciente, concluyó que la mejor nota que ponen al proyecto de Modernización Tributaria lo obtiene la DEDECON, con un 6,1 en la escala de 1 a 7, donde el perfeccionamiento del régimen tributario del artículo 14 Ter PYMES, obtiene sólo un 5.

Antes del año 2010, la PYME se defendía con su contador ante el juez tributario, hoy no tiene nadie que la defienda judicialmente, ya que requiere de abogado para reclamar de las liquidaciones de impuesto, salvo las de menor cuantía. Esta situación es inconstitucional puesto que el Estado no otorga el derecho de defensa judicial en materia tributaria.

No puede existir reforma más democrática que ésta, ya que garantiza, la asesoría y defensa de las personas de menores recursos económicos, y constituye la herramienta necesaria para que los derechos de los contribuyentes no sean letra muerta.

Lo más leído

DF Videos